1.000 PRIMEROS DÍAS DE VIDA CUMPLIÓ SU PRIMER PROPÓSITO

Proteger la salud de la madre y el hijo durante la etapa de crecimiento

Un total de 3.020 valoraciones fueron hechas por los profesionales de la salud.

A escasos días de finalizar la estrategia 1.000 primeros Días de Vida, la Secretaría de Salud y Medio Ambiente de Bucaramanga destacó la importancia de este programa que hacia el futuro permitirá salvar vidas y protegerlas con expertos en salud.

Adriana García-Herreros Mantilla, titular de este despacho en el municipio, recordó que el proyecto se convino con la Facultad de Enfermería de la UIS, con el propósito de atender a población vulnerable como maternas y menores recién nacidos.

La estrategia 1.000 Días, corresponde a una etapa de prevención de todas las complicaciones y riesgos que tiene esa población”, explicó. La funcionaria destacó que con la estrategia, en la etapa preconcepcional, concepcional y cuando nace el bebé, se busca minimizar riesgos, que tiene la no atención de esta población en las fases.

“Se trabaja con una estrategia de promoción de la salud y prevención de la enfermedad, para medir en dos años el impacto que tiene nuestra comunidad”. Según la funcionaria, el impacto se mide cuando se disminuye morbilidad de materna y la mortalidad infantil. La Secretaria de Salud del municipio sostuvo que el proyecto mejorará los procesos de planificación familiar, vacunación y control prenatal en las embarazadas. “La estrategia es lograr abarcar una cobertura en la población de Bucaramanga para minimizar riesgos”, reiteró.

Adriana García-Herreros indicó que los resultados que quedan son positivos, por las propuestas de mejoramiento y la creación de políticas que permitan que las IPS y EPS abarquen toda la cobertura de servicio. Al respecto, Martha Cecilia Beltrán Merchán, coordinadora de la estrategia 1.000 primeros Días de Vida de la UIS, señaló que en el convenio firmado entre la Secretaría de Salud y Medio Ambiente de Bucaramanga con la Universidad Industrial de Santander fue ejecutado a través de la Facultad de Enfermería.

El proyecto permitió trabajar con un equipo interdisciplinario integrado por especialistas como pediatras ginecólogos, médicos generales, enfermeras, trabajadoras sociales, auxiliares de enfermería y un equipo técnico científico y administrativo. Recordó que el convenio comenzó a ejecutarse desde el 5 de septiembre y debe finalizar el 31 de diciembre. La coordinadora de la estrategia indicó que con el empoderamiento y presentación del programa a través de un curso taller, con una duración de 120 horas, y la participación de la Escuela de Ciencias y Humanidades de investigación de la UIS, se dio inicio al programa.

“También fue importante la capacitación a profesionales de IPS y EPS públicas y privadas lo que permitió la consolidación de 1.000 primeros Días de Vida”, señaló. Producto de estas capacitaciones, 51 personas se graduaron y cada IPS presentó un plan de acción que dejó implementado propuestas en cada sitio.

El proyecto capacitó a profesionales para hacer las curvas de seguimiento a niños y así unificar criterios. Se socializaron protocolos del Ministerio de Salud y fueron adaptados a los niños de Bucaramanga. Se tuvieron en cuenta protocolos de atención en casos de consulta preconcepcional, control prenatal de alto y bajo riesgo, interrupción de parto prematuro, crecimiento y desarrollo, estimulación temprana recién nacido sano, recién nacido con defecto congénito entre otros.

Hasta el momento 3.020 valoraciones fueron hechas por los profesionales. “La meta propuesta era de 3 mil”.  El proyecto continúa hasta final de mes y por ahora el personal de profesionales realiza visitas de seguimiento a gestantes que tuvieron el parto, y a mujeres que están en el tercer y séptimo día de post parto. 1.000 primeros Días de Vida llevó a cabo 3.020 valoraciones entre estos se cuentan: 385 gestantes, 1684 niños menores de 3 años, 106 menores de 2 meses y 94 puérperas.

Los profesionales que llevaron a cabo las visitas en las viviendas revisaron a niños con bajo peso para saber cómo quedan después que se cierre la estrategia. En este lapso de visita a hogares fueron encontrados 284 niños con bajo peso, 51 niños están bajo una vigilancia especial por este problema. “Sobre ellos continúa una vigilancia especial”.

OPINIONES

Rosa Ximena Palomino es madre a los 17 años, ella recibió la estrategia en el momento oportuno y ahora explica las bondades de la estrategia. “Nos enseñan muchas cosas, de cómo atender una emergencia, llevarlos al hospital, las vacunas y estar pendiente de la lactancia, van a estar muy pendientes de mí y del niño”, afirmó.