“EL GOBIERNO DEBE BUSCAR NUEVAS FUENTES DE INGRESO”: CONTRALORÍA GENERAL DE LA NACIÓN

Según el Contralor General, Edgardo Maya Villazón, es urgente buscar nuevas fuentes de ingreso que garanticen la sostenibilidad o la disminución de la deuda pública.

Tomado de El Espectador. Redacción Economía. http://www.elespectador.com El Contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón, presentó hoy al Congreso de la República los Informes de 2016 sobre Situación de las Finanzas Públicas y la Deuda Pública. Para el funcionario es importante “disponer de una estrategia diseñada para garantizar la sostenibilidad de la deuda y buscar nuevas fuentes de ingreso”.

El informe reveló que el Gobierno Nacional sufrió un deterioro importante el año pasado al registrar un déficit de 4% como proporción del PIB frente a un resultado de 3% de 2015, lo que significa un punto porcentual adicional.

Según el funcionario, este resultado responde al bajo dinamismo del recaudo tributario, que solo creció un 1%. Adicional a esto, hubo una disminución del 9% en los ingresos de capital, “producto de los menores dividendos de las empresas estatales, principalmente de Ecopetrol” señaló la Contraloría.

Según la Contraloría, “mientras que los ingresos perdieron entre el 2013 y el 2016 casi 2 puntos porcentuales como participación del PIB, los gastos se han mantenido constantes, a pesar de los recortes presupuestales anunciados, en un nivel de 19% entre esos mismos años”. En cuanto al balance de las finanzas pública, en 2016 hubo un déficit en el Sector Público del 3,2% del Producto Interno Bruto (PIB) inferior al de 2015, que fue de 3,5%.

En cambio, la deuda pública pasó de $452,5 billones a 487,5 billones entre 2015 y 2016. Sin embargo, representó una reducción si se analiza en relación al PIB colombiano, que pasó de 56,6% a 56,5% en el mismo período. “El mayor volumen de deuda se concentra en la interna con $278,2 billones, mientras que la externa alcanzó $209,3 billones”.

La deuda del Gobierno Nacional, que representa el 77% del total, pasó de $341,9 a $377,4 billones entre 2015 y 2016, y como proporción del PIB, creció en 0,9 puntos porcentuales al pasar de 42,8% a 43,7%.