Álvaro Diaz Gonzàlez: LA CRISIS FAMILIAR ES LA RAÍZ DEL DESBORDAMIENTO EN EL COMPORTAMIENTO DE LA MUCHACHA EN LA ACCIÓN DELINCUENCIAL

policia civia junio 7La policía cívica de Bucaramanga es un grupo de personas  de apoyo a la Policía Nacional que busca acercar la ciudadanía en general a la institución policial, habitualmente haciendo obras sociales, acompañando en los actos a los que invita el comando, y que quiere que el hombre común y corriente sea amiga de el estamento policial, expresó a este medio de comunicación Álvaro Diaz González, director de esta institución, en dialogo exclusivo con nosotros.

Dentro de las acciones de acercamiento con el estamento cívico la Policía Cívica de Bucaramanga desarrolla acciones como el apoyo a primeras comuniones en barrios de estratos bajos. Ésta acción implica entregarle a los menores todos los implementos que necesitan para su primera comunión, como vestuario, piñata y regalos, con los aportes que hacen los miembros de la policía cívica. Álvaro Díaz nos explica que el resultado de estas acciones es que en agradecimiento por la felicidad que estos niños experimentan ese día, se da un acercamiento de los padres a la Policía, manifestada en gratitud.

El Director de la Policía Cívica de Bucaramanga frente a nuestro interrogante sobre la a veces poca colaboración de la ciudadanía en general contra la acción delincuencial en particular,  expresa que lo que sucede es que la ciudadanía se expresa en contra de la inseguridad pero no entiende, claramente, que todo ciudadano es un policía, y que debe estar siempre alerta a prestar apoyo e información en la acción estatal contra el delito. “Es imposible colocarle un policía a cada ciudadano. Y el deber del vecino del barrio debería ser informar sobre los problemas con la drogadicción y con los menores, que son, desafortunadamente,  los que mayores dificultades están generando entre nosotros”.

Frente a la situación con la muchachada nuestra que tantos conflictos dan en nuestro entorno, Álvaro Días Gonzàlez manifiesta que es que hay problemas graves en la institución familia, fundamentalmente la incomprensión dentro de los matrimonios, las separaciones, y por esto  mucho niño que queda desprotegido desde los primeros años. Estos niños que como consecuencia de su situación se tornan rebeldes desde los 5, 6 o 7 años, desafortunadamente, como ha proliferado tanto el fenómeno del microtráfico y la droga, caen en este maldito problema y se dañan desde muy pequeños.  “Por eso están delinquiendo a los 11, 12 años. Ya desde esa edad ve uno en ellos acciones de hurto, y ya ve uno, tristemente, niños con 14 años en casos de homicidio. También estos muchachos caen en el pandillismo y esto crea inseguridad”.

Y el Director de la Policía Cívica de Bucaramanga precisa que lastimosamente siempre se le hecha la culpa a los barrios del norte de la ciudad, pero eso no es solo en el norte, es en todos los barrios, porque Bucaramanga es ya una ciudad muy grande, y estos fenómenos se dan en sur, el oriente y el occidente de la ciudad,  por esto de la desbordada presencia de droga para el consumo de la juventud.