ASÍ AVANZA PROCESO DE EMPALME EN LA RECTORÍA DE LA UNAB

Juan Camilo Montoya Bozzi

Desde el 8 de agosto pasado hay un nuevo “inquilino” en la sala de juntas número 2, en el quinto piso del edificio administrativo ‘Armando Puyana Puyana’ de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, UNAB. Se trata de Juan Camilo Montoya Bozzi, la persona recomendada por el Consejo de Beneméritos y designada por la junta directiva de esta Institución, para remplazar en el cargo a Alberto Montoya Puyana, quien finaliza en diciembre próximo, luego de sumar 21 años -en dos etapas- sus funciones como rector.

“Que la Universidad no tenga ni un solo problema en este proceso de transición entre un rector a otro. De ahí la anticipación en su escogencia y en el anuncio que dimos a mitad de año”, ha dicho en diferentes escenarios el actual Rector. Entretanto, Montoya Bozzi llegó, desde su primer día, a cumplir justamente con esa tarea. Él mismo ha distribuido este proceso de transición en tres etapas: inducción, conocimiento del sector y empalme.

“He llamado estas primeras reuniones como una inducción general. En ellas he ido conociendo más a fondo la Universidad, haciendo diversas preguntas y abriendo conversaciones muy interesantes y enriquecedoras sobre desafíos, proyectos en proceso y retos de trabajo conjunto”, dijo el Rector entrante. A finales de este mes (septiembre) la junta directiva ha determinado que Montoya Bozzi salga a conocer importantes instituciones universitarias en el exterior y también a representar a la UNAB en una misión académica – empresarial de Santander a Corea del Sur, en el marco de un proyecto de cooperación financiado por el gobierno de ese país.

Durante estas semanas también participará en la elaboración del nuevo Plan de Desarrollo 2019 – 2024 y “vendrán reuniones en detalle con el Rector, vicerrectores y decanos, entre otros, para profundizar más, saber cómo están las cosas hoy por hoy y especificar los retos más importantes”, explicó Montoya Bozzi sobre su plan de trabajo hasta el mes de diciembre próximo.

Esos retos, para el Rector saliente, tienen que ver con los temas de creatividad, innovación y los procesos de cambio que vienen transformando la educación superior. Según Montoya Puyana, “estamos entrando en ese proceso en la UNAB, a aprender y desaprender”. El derrotero señalado apunta a fortalecer “laboratorios y metodologías para el cambio de paradigmas”. A este se le suma el capítulo de la sede en Bogotá, la cual estará enfocada en esos mismos escenarios -creatividad e innovación- a la oferta de educación continua y posgrados, “aprovechando el convenio con el TEC de Monterrey”, dijo el Rector.

Montoya Puyana entregará una institución educativa con más de 12 mil estudiantes, entre el Instituto Caldas, programas de pregrado y posgrado. “La Universidad está en el mejor momento de su historia”, advierte, y le señala el rumbo de su legado a quien le va a recibir: “La Universidad es un ente muy complejo, en ella la materia prima es su gente”. “En eso estoy trabajando con mucho entusiasmo”, replica el Rector entrante. “Quiero, después de esta serie de primeras reuniones, caminar por toda la Universidad, por los diferentes campus, conversar con las personas de la comunidad educativa y captar mucho más sobre la vida universitaria en la UNAB”.

Frente al hecho de que los dos rectores, saliente y entrante, sean tío y sobrino, “sobre esta situación debo comentar dos cosas: Por una parte, tanto el Consejo de Beneméritos como la junta directiva de la UNAB la conforman diversas personas que la comunidad universitaria conoce y que no son familiares míos. Todos ellos tomaron la decisión basados en la evaluación que hicieron de mi trayectoria profesional, estilo de liderazgo, participación en la junta directiva de la UNAB así como mi arraigo y pasión por el desarrollo regional. La UNAB es una institución madura y seria a la cual, desde ya quiero darle mi mejor esfuerzo para que sigamos logrando grandes avances en beneficio de la institución, los estudiantes, la región y el país. Por otra parte, frente a mi parentesco con Alberto, debo decir que me siento muy orgulloso de su trayectoria y de todo lo que le ha aportado a Santander desde hace muchos años. Creo que merece el agradecimiento de la comunidad universitaria, la región y el país por su trabajo honesto, persistente y visionario de toda una vida.”

Este jueves 6 de septiembre, a las 9:00 a.m. en el Auditorio Mayor ‘Carlos Gómez Albarracín’, el presidente de la junta directiva de la UNAB, Rafael Ardila Duarte, el rector en funciones, Alberto Montoya Puyana, y el rector entrante, Juan Camilo Montoya Bozzi, presentarán en detalle a decanos, directivos, docentes y empleados administrativos cómo avanza el proceso de empalme.