CIUDADES EUROPEAS COLOCAN BARRERAS PARA FRENAR LOS ATAQUES CON VEHÍCULOS

1. Gruesos bloques de concreto y personal de seguridad cerca de la estación de trenes central en Frankfurt, Alemania Credit Mauritz Antin/European Pressphoto Agency

Tomado de The New York Times 23 de agosto de 2017. https://www.nytimes.com/es Aun antes los ataques de la semana pasada en España, las ciudades europeas ya instalaban barreras para proteger a los peatones después de una serie de ataques en los que fueron usados autos, furgonetas y camiones.

Estos están inspirados en Abu Muhammad al Adnani, un propagandista del Estado Islámico (EI) que se cree fue asesinado el año pasado en Siria. En un discurso de 2014, dijo a los miembros del EI: “Aplasten sus cabezas con una roca o realicen una masacre con un cuchillo o atropéllenlos con su auto”. Varios terroristas han hecho precisamente eso; por ello, los países europeos han tomado medidas para aumentar la seguridad.

España

2. Unas barreras de concreto son colocadas en el área de Muelle Uno en Málaga, España, el viernes. Credit Jon Nazca/Reuters

Algunas ciudades —incluidas Madrid, Málaga, Palma y Zaragoza— colocaron barreras después de dos ataques: el de Túnez en 2015, así como los de Barcelona y Cambrils de la semana pasada. Las ciudades colocaron postes cortos y anchos (conocidos como bolardos), maceteros y barreras de concreto a lo largo de calles peatonales y plazas muy transitadas para restringir el acceso de automóviles y mejorar la seguridad.

Tras los ataques con furgonetas del año pasado en Niza y Berlín, la policía española aconsejó a las ciudades realizar controles más estrictos en las principales vías. Como parte de esa recomendación, Madrid prohibió a los camiones ingresar al centro de la ciudad antes de su tradicional desfile de la Epifanía en enero.

En Barcelona, las autoridades decidieron no colocar bolardos en la Rambla, el paseo donde 13 personas murieron al ser atropelladas el jueves pasado. La ciudad incrementó su presencia policiaca en la zona, pero los funcionarios decidieron que los bolardos entorpecerían el acceso para los servicios de limpia y de emergencias y afectarían al tránsito.

Italia

3. Unas barreras de concreto a la entrada de la Galleria Vittorio Emanuele II en Milán Credit Miguel Medina/Agence France-Presse — Getty Images

Los ataques en España llevaron a las autoridades en Milán a instalar barreras de concreto en las calles que conducen a la principal catedral, de estilo gótico, de la ciudad y la contigua Galleria Vittorio Emanuele II, un centro comercial popular entre los turistas. Funcionarios de la ciudad dijeron que realizarían patrullajes con mayor atención a los mercados locales y al estadio de San Siro, sede de los clubes de fútbol Milan e Inter de Milán. En diciembre pasado, la policía de Milán mató al agresor del camión de Berlín, Anis Amri. Funcionarios de ciudades como Roma y Génova, junto al Vaticano, se han reunido para analizar la seguridad.

En Florencia, unos funcionarios anunciaron el martes que usarían barreras y enormes maceteros para incrementar la seguridad. Las medidas serán “coherentes con nuestro ideal de belleza”, dijo Federico Gianassi, el concejal de Florencia encargado de la seguridad. La ciudad ya cuenta con barreras de tránsito, una vocera de la ciudad afirmó, pero no fueron instaladas con medidas para contrarrestar un acto terrorista.

Hasta el momento, Italia se ha salvado de un atentado yihadista como los que han impactado desde 2015 a Bélgica, Gran Bretaña, Francia, Alemania y España, pero las autoridades solicitan estar atentos. “Debemos aceptar que esta amenaza nos preocupa a todos”, dijo Paolo Gentiloni, el primer ministro de Italia, en una conferencia de prensa en Rimini el domingo, en referencia al Estado Islámico. “Ningún país, y por supuesto, aun Italia, se puede sentir seguro ante esta amenaza”.

Gran Bretaña

Unas barreras fueron instaladas en el puente de Londres tras los ataques en junio. Credit Odd Andersen/Agence France-Presse — Getty Images

Gran Bretaña no había sido víctima de la reciente ola de ataques terroristas, pero eso cambió este año. Un hombre asesinó a cinco personas, incluido un policía, en un atentado perpetrado con una camioneta en el puente de Westminster y cerca del lugar con cuchillo en Londres en marzo. Tres hombres asesinaron a ocho personas en otro ataque con una furgoneta y a cuchillo en el puente de Londres en junio.

Días después, un hombre de Gales atropelló con su auto a un grupo de musulmanes afuera de una mezquita y centro cultural islámico en Londres, un hombre murió. Las autoridades han implementado varias medidas para lidiar con la amenaza. En Londres, la policía ha instalado un sistema portátil de barreras —algunos parecen obstáculos tradicionales, otros usan maceteros y esculturas— para evitar que vehículos entren a zonas peatonales. Unas barreras grandes y sólidas han sido instaladas en los puentes de Londres y de Westminster, así como instalaciones temporales en St. James’s Park y el Palacio de Buckingham.

Alemania

En Frankfurt, donde las calles que parten de la principal estación de trenes de la ciudad fueron cerradas la semana pasada debido al festival nocturno callejero Bahnhofsviertel, las autoridades decidieron no correr riesgos. Agregaron barreras de concreto de más de dos toneladas, para evitar ataques como los registrados en Europa, entre los más trágicos el ataque con un camión que mató a 15 personas el año pasado en un mercado navideño de Berlín.

Thomas Feda, director general del Consejo de Turismo de Frankfurt, dijo que “durante el año pasado, la amenaza por parte de vehículos ha llevado a la creación de una nueva industria”. Las compañías de seguridad intentan ayudar a las ciudades a desarrollar métodos más efectivos de proteger a sus residentes y, al mismo tiempo, mantener el acceso para los vehículos de emergencia.

Cada ciudad y cada región desarrolla sus propias medidas de seguridad. Aunque la vida cotidiana de los alemanes ha cambiado poco, las barreras de concreto se han convertido en algo habitual en festivales y concentraciones desde Düsseldorf hasta Berlín. Eso incluye el Museum Embankment Festival en Frankfurt este fin de semana y el “Fan Mile” en Berlín, que va desde la puerta de Brandenburgo hasta el Tiergarten, para un partido de fútbol de la copa alemana.

Las autoridades en Múnich han agregado medidas de seguridad para el Oktoberfest, al solicitar que todos los camiones de entregas se registren con anticipación y salgan de las instalaciones antes de las nueve de la mañana, la hora a la que se permitirá el ingreso de los visitantes. En años anteriores, los puestos de cerveza abrieron al público a las ocho de la mañana.

Francia

Ningún país ha sufrido tantos atentados terroristas recientes como Francia, en donde 239 personas murieron en brutales ataques en París y los alrededores en enero y noviembre de 2015, así como en Niza en julio de 2016. En París, unos funcionarios anunciaron en febrero que la ciudad extendería el perímetro de seguridad de la Torre Eiffel para incluir dos pequeños jardines en sus lados este y oeste, así como construir muros en los límites al norte y al sur.

En el ataque en Niza, un hombre mató a 86 personas al conducir un camión de carga a través de una multitud que celebraba el inicio de la Revolución francesa. Las autoridades locales han invertido cerca de 20 millones de euros para proteger a los peatones con bolardos y vallas metálicas.

En el festival de cine de Cannes de este año, barreras de metal y enormes maceteros de concreto fueron colocados a lo largo del camino en la playa. En Aviñón, donde un popular festival de teatro se realiza anualmente, colocaron barreras modulares para detener vehículos.

Elisabetta Povoledo colaboró con este reportaje desde Roma, Benoît Morenne desde París, Iliana Magra desde Londres, Melissa Eddy desde Berlín, y Raphael Minder, desde Barcelona.