COMUNIDAD UIS YA DISFRUTA LA MODERNA PLAZOLETA Y LA CAFETERÍA DEL EDIFICIO CAMILO TORRES

En compañía de estudiantes, profesores y personal administrativo, directivos de la Universidad Industrial de Santander, liderados por el rector Hernán Porras Díaz, dieron apertura oficial a la plazoleta del Complejo Camilo Torres, un espacio con un estilo arquitectónico y estético renovado que busca ofrecer mejores condiciones para el desarrollo de las actividades misionales en el campus principal y el disfrute de los visitantes.

Según el profesor Crisóstomo Barajas Ferreira, profesor de la Escuela de Ingeniería Química, “la Universidad ha entrado en la era de la modernización y de los espacios para que los estudiantes puedan compartir, y estamos viendo cada vez más que nos apropiamos del sentido de lo público que debe ser de una excelencia altísima y de muy buenos servicios. Es un sitio muy confortable, han respetado el medio ambiente, y es una obra para conservarla entre todos como patrimonio de la ciudadanía”.

Este nuevo escenario, que fue dotado a partir de los más altos estándares de calidad con una inversión de aproximadamente 1.600 millones de pesos, se localiza en el costado nororiental del edificio Camilo Torres y junto a la sede de la Facultad de Ciencias. Cuenta con una moderna y funcional cafetería con una capacidad de setenta y cuatro personas, además de un espacio natural y cómodo ambientado por una fuente que funciona con agua reciclada.

Aunque la cafetería estará al servicio principalmente de los estudiantes del edificio de posgrados de Ciencias, se espera que estudiantes de pregrado y comunidad en general puedan disfrutar de este espacio natural con excelentes condiciones que propician el desarrollo de las actividades académicas.

“Hacemos el llamado que es un espacio abierto para el disfrute de estudiantes desde pregrado, hasta posgrado, directivos, profesores y administrativos. Esta es una universidad pública y es necesario mantenerla así, y apropiarnos de los espacios que nos brinda la Universidad. También estamos coordinando todas las inquietudes que tienen los estudiantes para intentar saldarlas frente a la construcción de la plazoleta”, comentó Marcos Marcelino Carrillo García, representante estudiantil ante el Consejo de Facultad de Ciencias.

“Estoy muy sorprendida porque es un regalo muy bonito, es un espacio muy agradable y la Facultad de Ciencias poco tenía cafeterías, y esto para los estudiantes es muy bonito. Debemos ser muy agradecidos, mantenerla limpia, ordenada y cuidarla porque es para nosotros”, agregó la estudiante Dana Katherine Chávez, de la Escuela de Matemáticas.

La plazoleta, que se une a los nuevos y renovados espacios que hoy engalanan el campus universitario,  fue terminada y dotada completamente durante el periodo de receso estudiantil, buscando dar un mayor valor al sentido de lo público.

“Son dos cosas que me agradan, la primera es que es un espacio para todos los estudiantes y que le da un cambio a la universidad; la otra parte es la estética de la obra con la fuente, con la plazoleta que hay en la parte de arriba, un nuevo espacio con gradería, con todo. Me parece que queda muy integrado para la Facultad de Ciencias. Hay muchos contradictores sobre dónde salió la plata, y se debe entender que la plata salió de ahorros de la universidad, y es para la infraestructura y hay que gastarla. No por ser de la universidad pública tiene que ser feo, las cosas pueden estar bonitas y tener unos espacios de primer nivel”, agregó el profesor de la Escuela de Física, Rogelio Ospina.