CONCERTADO PLAN DE RETORNOS Y REUBICACIONES EN SABANA DE TORRES

En este municipio santandereano existen dos esquemas especiales de acompañamiento comunitario, el primero beneficia a 120 familias con la construcción del polideportivo de La Pampa y el segundo a 88 familias con las obras de ejecución de la gradería y el techo del polideportivo de San Luis y Nuevo Horizonte.

SABANA DE TORRES.- El Centro de Convivencia Ciudadana fue el sitio escogido para llevar a cabo el encuentro entre funcionarios de la Unidad para las Víctimas, la Alcaldía Municipal y los 100 representantes de comunidades retornadas y reubicadas de La Pampa, San Luis, Nuevo Horizonte, Payoa, Provincia, El Cerrito y parte urbana de Sabana de Torres (Santander), jornada que se desarrolló con el propósito de realizar el abordaje comunitario para la actualización, concertación y posterior aprobación del plan de retornos y reubicaciones de este municipio del departamento de Santander.

Para realizar este trabajo la Unidad para las Víctimas tiene como principal objetivo poder tener en cuenta los aportes propuestos por los sobrevivientes que, de esta forma, contribuyen a la construcción del plan de retornos y reubicaciones que debe pasar por el proceso de ajustes y aprobación, teniendo en cuenta los principios de voluntariedad, seguridad y dignidad.

En esta oportunidad el encuentro se desarrolló por parte de los funcionarios de la dirección territorial de la Unidad para las Víctimas en el Magdalena Medio, aplicando la metodología didáctica de abordaje comunitario, en la que se representa el tejido de una red, en la que el plan de retornos y reubicaciones es el punto de partida y de ahí se llega a cada participante, con el fin de que este realice su presentación destacando el corregimiento que representa, además de dar a conocer lo que aportará a dicha construcción.

En Sabana de Torres existen dos esquemas especiales de acompañamiento comunitario: el primero es la construcción del polideportivo de La Pampa que beneficia a 120 familias y el segundo obedece al desarrolló de la obra de la gradería y techo del polideportivo de las reubicaciones de San Luis y Nuevo Horizonte, que en este caso beneficia a 88 familias.

La Unidad para las Víctimas ha asistido técnicamente al Ente Territorial para la actualización y para la presentación de Esquemas Especiales de Acompañamiento Comunitario y Familiar que en este momento son objeto de estudio y revisión para su pronta aprobación.

La Unidad para las Víctimas brindó la logística de la actividad que consistió en suministrar los almuerzos, hidratación y materiales de trabajo, sonido y transporte para las personas convocadas de la zona rural identificadas para la construcción de estos planes.

Según Amparo Chicué Cristancho, directora territorial de la Unidad para las Víctimas en el Magdalena Medio, “lo que se busca es que los sobrevivientes tomen conciencia de que como comunidad pueden soportar la gestión del plan de retornos y reubicaciones, es decir, que puedan identificar cómo trabajar para ajustar y aprobar el plan”.

Además, agregó que “es importante que esta clase de actividades se realicen con esta metodología, en la que se les facilita a los participantes la comprensión del trabajo que están construyendo”.