CREAN CASA DE DERECHOS DE LA MUJER EN BARRANCABERMEJA

Con el acto de inauguración de esta casa, cuyo acto estuvo acompañado por la Unidad para las Víctimas, se logra avanzar en el 60% de la implementación de las 41 medidas que conforman el Plan Integral de Reparación Colectiva (Pirc) que se concertó con la Organización Femenina Popular como sujeto de reparación colectiva.

SANTANDER›BARRANCABERMEJA

Con tamboras y música representativa de la zona del Magdalena Medio, se recibió cada una de las personas que arribó a la Casa de la Memoria y los Derechos Humanos de la Mujer en Barrancabermeja, con el fin de acompañar la inauguración de ese escenario que busca reconstruir el proyecto político y social de la Organización Femenina Popular (OFP) y, además, contribuir a honrar la memoria de los tres integrantes que han sido asesinados a lo largo de 46 años de historia.

La actividad se desarrolló en las instalaciones de la casa ubicada en el barrio Torcoroma, iniciando con la entonación de los símbolos patrios, para posteriormente escuchar las intervenciones de las diferentes instituciones que acompañaron el momento, entre las cuales se destacó el acompañamiento de la subdirectora de Reparación Colectiva de la Unidad para las Víctimas, Juanita Ibáñez.

“Es importante exaltar el trabajo de la Organización Femenina Popular, que trasciende la región del Magdalena Medio y que habla a todas las mujeres de Colombia en esta construcción de memoria y de paz, logrando hacer valer los derechos que tienen en el país y manteniendo viva la historia de las personas que perdieron sus vidas en la lucha por defenderlos”, señaló Ibáñez.

Posterior a las intervenciones de la institucionalidad se dio espacio a un conversatorio en torno al rol de la mujer como líder social, y se finalizó con un brindis realizado por las anfitrionas de la Casa. Es de resaltar que con este paso se avanza en un 60% del total de las medidas que tiene consignadas el Plan Integral de Reparación Colectiva (Pirc), acordado entre la Unidad para las Víctimas y la OFP, que desde el año 2013 fue reconocida como sujeto de Reparación Colectiva.

Para poder cumplir con este porcentaje de avance, la Unidad para las Víctimas ha realizado una significativa inversión de $4.320 millones hasta el momento, materializada a través de convenios de cofinanciación y resoluciones realizadas

entre la OFP y la Unidad, esto ha permitido a la organización fortalecer el proceso de reconstrucción de su proyecto político y social a través la recomposición del equipo de trabajo, cualificación y proyección de una nueva generación de lideresas sociales, la escuela de arte cultura, reposicionamiento en el territorio como un espacio generador de vida y derechos para las mujeres, la estrategia de comunicación para el restablecimiento de la dignidad, la preservación de la memoria y la vida de la organización; la escuela de liderazgo con perspectiva de equidad de género y el fortalecimiento del observatorio de violencia y discriminación contra las mujeres.

Con estas adecuaciones, la organización logrará atender en condiciones de dignidad a sus 1.710 integrantes y sus familias. Teniendo en cuenta la misionalidad y las apuestas de la OFP, las casas de Torcoroma, Nororiente y San Pablo, además de las otras sedes de la Organización en la Región del Magdalena Medio, contribuyen al desarrollo de programas y acciones para dignificar la vida de las mujeres, los hombres y sus familias, así como contribuir al cambio y trasformación de sus realidades.

En todo el proceso de implementación de medidas se ha contado con el acompañamiento de la Procuraduría Delegada para las Víctimas, la institucionalidad pública local y nacional y el Estado colombiano, el cual, está comprometido en garantizar su reparación integral.