DEL 8 AL 15 DE SEPTIEMBRE SE HARÁ LA SEMANA POR LA PAZ EN LA DIÓCESIS DE BARRANCABERMEJA

moseñor castrellonBajo el lema “Paz es vida, pactemos la paz, construyamos la convivencia”, se desarrollará en todas las parroquias de la Diócesis de Barrancabermeja, a partir del domingo 8 de septiembre, la Semana por la Paz. Este año las actividades se enmarcan dentro del concepto paz y post conflicto, contemplándose dos momentos. Uno, la firma del tratado que busca terminar con el conflicto, como un paso importante en la concepción de la paz. Y el segundo es que toda la población asumamos el compromiso por construir condiciones de paz, por eso el lema que caracterizará en el 2013 la Semana por la Paz.

El Vicario General de la Diócesis de Barrancabermeja, sacerdote Eduardo Díaz Ardila, indicó que este domingo 8 se hace el lanzamiento de la Semana por la paz en las parroquias. El 9 que es el día de los derechos humanos y de San Pedro Claver, patrono de la Diócesis de Barrancabermeja, se hará una celebración litúrgica, a partir de las 6:30 p.m., en la Catedral La Inmaculada. En este acto el obispo de Barrancabermeja, monseñor Camilo Castrellon Pizano, aprovechará para hacer entrega de la orden de San Pedro Claver a personas que se han distinguido por su trabajo por la paz y la convivencia.

El martes se hará una vigilia por la paz en todas las parroquias. También se aprovechará esta Semana para la organización de jornadas pedagógicas, cuyo tema central será la trata de personas, utilizadas tanto para el comercio sexual como para la guerra. Igualmente, se cumplirá entre miércoles y sábado un encuentro de víctimas de la violencia en el municipio de Sabana de Torres. El domingo 15 se concluye con una Eucaristía en todas las parroquias.

Así mismo anunció que el 17 del presente mes estará arribando a Barrancabermeja la imagen de la Virgen de Chiquinquirá que viene en peregrinación por varios poblados ribereños en los que se elevarán oraciones por la paz y para colocarla en manos de María, a fin de que interceda por nosotros para que podamos ser constructores de paz, dijo el sacerdote.