DIRECTORA DEL AMB ADVIERTE QUE CERRAR EL CARRASCO NO ES UNA SOLUCIÓN Y PROPONE TRABAJO CONJUNTO PARA NO AGRAVAR PROBLEMA DE RESIDUOS SÓLIDOS

consueloBucaramanga, viernes 27 de septiembre de 2013: Una posición clara y proactiva frente a la emergencia ambiental que se cierne de manera directa sobre los municipios de Bucaramanga, Floridablanca, Piedecuesta y Girón, fijó en las últimas horas LA Directora del AMB, Consuelo Ordóñez de Rincón. La jefe de la Autoridad Ambiental Metropolitana fue enfática al señalar que el manejo y la disposición final de los residuos sólidos domiciliarios que producen diariamente más de un millón de habitantes del Área Metropolitana de Bucaramanga, no puede carecer de una infraestructura sanitaria. 

“Aún con las dificultades que tiene el relleno sanitario de El Carrasco, las cuales son mitigables con inversiones y un riguroso plan de operación ambiental,  es preferible aplicar allí un monitoreo permanente y un exigente plan de manejo (con obras e inversiones que permitan superar el pasivo ambiental y reducir los riesgos), que simplemente cerrarlo y someter a los usuarios a la inquietud de no tener un sitio controlado para llevar sus desechos y, por ende, a gravísimos riesgos sanitarios”, precisó la funcionaria.

La directora Ordóñez de Rincón advirtió que los Alcaldes del Área Metropolitana de Bucaramanga como garantes del servicio y la propia Institución que ella lidera han determinado como alternativa de solución definitiva a este problema, la posibilidad de aplicar una tecnología diferente a Relleno Sanitario, pero ese proceso requiere tiempo y estudios muy detallados, antes de avanzar en una infraestructura seguramente de alto costo y con un nivel elevado de complejidad, y recordó que el Acueducto Metropolitano de Bucaramanga como Empresa Triple A, ha recibido el encargo de realizar los Estudios pertinentes y adelantar los procesos contractuales que sean necesarios, si se define su viabilidad.

En ese sentido la Directora del AMB sostuvo. “Los beneficios de establecer un manejo de Residuos Sólidos tecnológicamente avanzado, pueden ser muy significativos frente a la negativa ciudadana a tener cerca un relleno sanitario.  Ahora bien, estas tecnologías ya aplicadas en distintos lugares del mundo si bien ofrecen subproductos (energía, compost, etc) que pueden generar ingresos, también exigen altas inversiones que deben ser muy bien evaluadas. Por ello, es necesario incorporar en la evaluación no solamente los costos económicos sino también los costos sociales y ambientales, para realizar un análisis comparativo correcto”, añadió.