DONACIONES UIS LLEGÓ PARA CONTAGIAR DE ALEGRÍA A LOS NIÑOS DE CIMITARRA

Municipio de clima amañador, naturaleza extrema, donde las llanuras son imponentes y los ríos recorren la belleza de su territorio, donde la amabilidad de su gente hace sentir propio al foráneo… ese es Cimitarra (Santander). Hasta este lugar y luego de recorrer 200 kilómetros, desde Bucaramanga, llegó nuevamente el Programa de Donaciones con Responsabilidad Social de la Universidad Industrial de Santander (UIS).

Más de mil niños de primaria, del Colegio Integrado del Carare, esperaban ansiosos la llegada del mobiliario con el cual la UIS busca contribuir al mejoramiento de la calidad educativa en los sitios más apartados del gran Santander. Sillas, mesas, pupitres, estantes, libros, kits escolares, entre otros elementos en buen estado, fueron donados por la Universidad.

Además del Colegio, la Casa de la Cultura del Municipio también se vio beneficiada con el mobiliario. En este representativo lugar, donde niños, jóvenes y adultos llegan para enriquecer sus conocimientos a través de la lectura, la UIS hizo entrega de libros, estantes, mesas y silletería para dotar el auditorio.

“Estamos muy contentos por este maravilloso regalo que nos da la UIS. Estudiantes, profesores, padres de familia y comunidad en general estamos muy agradecido con la Universidad por tenernos en cuenta”, expresó Mercedes Murillo, directora de la Casa de la Cultura de Cimitarra.

Los niños fueron los más felices con estas entregas y con esa curiosidad que los caracteriza, miraban, abrían libros, probaban la comodidad de las sillas y disfrutaban del kit escolar entregado por los integrantes del Programa de Donaciones de la UIS.

Adrián Felipe Torres Barbosa, estudiante de Quinto grado del Colegio Integrado del Carare, expresó con alegría su sentir. “Me parece una gran oportunidad, soy un buen estudiante pero gracias a la UIS puedo saber mucho más de lo que ya sé y puedo llegar a ser una gran persona, un gran profesional”.

Poco más tímida que Adrián, Sara Valentina Chacón también expresó su alegría. “Lo que más me gustó de lo que trajo la UIS fueron las donaciones. Gracias por venir hasta aquí a explicarnos que cada vez que vamos creciendo debemos dedicarnos más al estudio”.

“El trabajo que está haciendo la UIS es muy enriquecedor, agradecemos por estas donaciones que son de gran importancia y de gran ayuda para el mejoramiento de la calidad académica. Los muchachos están muy contentos”, puntualizó Carlos Augusto Ballesteros, profesor de la institución. Por cerca de 7 años, el Programa de Donaciones con Responsabilidad Social de la UIS ha realizado más de 250 entregas, llegando a todos los rincones del gran Santander.

Leave a Reply