ÉDGAR SUÁREZ PROMETE TRABAJAR INCANSABLEMENTE POR EL BIEN DE BUCARAMANGA DESDE LA PRESIDENCIA DEL CONCEJO MUNICIPAL

imageBucaramanga, martes 4 de noviembre de 2013. Con la primera persona, que debo iniciar esta intervención es con el ser supremo, DIOS, gracias DIOS, fue usted quien quiso que yo estuviese en esta digna posición, dijo el hoy Presidente del Concejo Municipal de Bucaramanga al asumir esa dignidad ante sus colegas. Gracias a mi Constitución Política, la cual se rige por el imperio de la ley y la supremacía de las normas y gracias por la premisa liberal del Estado social de derecho, el cual garantiza la democracia, que para el filósofo político Norberto Bobbio, “la democracia es la regla de las mayorías, esta es la regla fundamental, la cual considera las decisiones como colectivas y de obligatorio cumplimiento para todo el grupo que decide”… “Los ideales liberales y los democráticos camina de la mano”, preciso Edgar Suarez.

En un discurso excesivamente cargado de referencias religiosas, el dirigente político religioso preciso: “Gracias democracia, gracias Dios, danos mesura a los que ganamos y grandeza a los perdedores. Doy gracias a la Bancada de Cambio Radical en cabeza de Sandra Pachón y Wilson Ramírez y con la presencia de nuestro presidente del Partido, Carlos Fernando Galán. Doy gracias, a los demás compañeros que apoyaron junto con mi bancada mi nombre para representarlos durante el año 2014. Gracias a los Concejales del Partido Liberal, con su comportamiento ayudaron, pero mucho, para lograr este resultado que nunca me espere, sin su comportamiento hubiese sido imposible para mi llegar a esta dignidad.

En el “agraciado” discurso (por lo cargado de “gracias” a cada instante) Edgar Suarez puntualizó: Continuaremos acercando esta corporación a los ciudadanos, a la dirigencia comunal, a los ediles, a los veedores, a la sociedad civil, a los actores y las bases sociales, a los medios de comunicación, a los bumangueses; escucharemos las peticiones, los reclamos y las demandas populares y sociales; en el 2014, llegaremos hasta los sectores para conocer y participar con cabildos abiertos, que analicen las necesidades sociales insatisfechas y las problemáticas de ciudad por resolver. Un año es un periodo breve para dar resultados, no obstante trabajaré incansablemente con mi mesa directiva, para ver un concejo de Bucaramanga: estudioso, técnico, responsable, vigoroso, crítico, con una dinámica recia, argumentativa, sin miedos, sin tapujos, ejerciendo el control político. Pero también veo un concejo: respetuoso, amigable, tolerante, proactivo, con garantías de participación por parte de la mesa directiva que hoy se posesiona; donde, si es necesario cuestionar a la administración, lo haremos con responsabilidad y respeto.