Editorial. ¿ARDE VENEZUELA?

Por Wilfredo Sierra Moreno.

OLYMPUS DIGITAL CAMERANo es fácil la situación de nuestra vecina republica de Venezuela luego de que en unas elecciones llena de dudas se dio por ganador de la contienda  al señor Maduro, y la oposición encabezada por Capriles ha dicho, una y otra vez,  que el heredero de la dinastía política de Chávez es un  Presidente ilegitimo que se ha encaramado en esa posición gracias al fraude.

Ahora, las autoridades venezolanas, en la típica bravuconada tan propia de los dictadores y los dogmáticos comunistas, están amenazando con la cárcel y la represión al jefe de la oposición, comportamiento inexplicable en un señor que momentos después de conocidos los resultados electorales dijo que estaba abierto al dialogo y al reconteo de los votos para esclarecer el dictamen de la autoridad electoral, dictamen que se hace aun mucho más dudoso cuando el inmaduro del Maduro recula, como que sabe que está donde está como fruto de la mentira, la usurpación y la trampa vulgar de quien no tiene escrúpulos para apropiarse de los que no le pertenece.

Creemos que el mundo debe estar advertido… Lo que viene bien podría ser un terrible baño de sangre tan típico de las dictaduras comunistas, intolerantes, dogmáticas y mentirosas, que frente a los ojos de toda la opinión pública mundial pinta de blanco lo que es negro y de legitimidad lo que es el fruto de la trampa más vulgar. Triste el panorama que le espera a un país que merece mejor suerte, pero los sectores democráticos e independientes del planeta debemos estar listo a denunciar, una y otra vez, los monstruosidad de los comunistas en el mundo.