Editorial: BARBOSA, PUENTE Y VÉLEZ.

Por Wilfredo Sierra Moreno.

wilfredoNunca dejara de ser cierto que la cercanía física es fundamental en todo tipo de relaciones, así sean personales o institucionales y, por supuesto, cuando se está a más de 4 horas por carretera –no muy buena- como pasa con municipios como Barbosa, Puente Nacional y Vélez, no se puede decir que el contacto con sus gentes y sus funcionarios sea el más cercano, sobre todo cuando no siempre los teóricos del desarrollo departamental  se dejan caer, ni siquiera de vez en cuando, por esos lares.

Si de pronto algunos de esos lugareños se sienten más boyacenses que santandereanos no es precisamente porque tenga una vocación de traición regional ancestral, sino porque muchas veces la atención y la preocupación por sus necesidades vienen de la frontera más cercana y no propiamente de sus coterráneos que apenas si se acuerda de ellos cuando se acercan las épocas electorales.

Esa región del sur de Santander está poblada fundamentalmente por campesinos que no propiamente tienen todas sus necesidades satisfecha y para quienes el inclinarse sobre su generoso suelo para cultivarlo no es que de muchas rentabilidades económicas que digamos…  Desafortunadamente y a pesar de todo lo que se diga en cuanto avance en tecnología, los funcionarios de las administraciones municipales de esas hermosas tierras de Santander no son propiamente diestro en hacer llegar sus actividades a medios de comunicación que por vía internet podríamos registrar diariamente sus aconteceres y requerimientos y así, por lejanía nuestra y por pereza electrónica de ellos, resulta ser cierto que, como en la clásica canción popular, la distancia entre los dos es cada día más grande.

Si nosotros en la capital de Santander frente a las promesas del gobierno nacional que nunca se cumplen podemos hablar de abandono y aislamiento, ¿qué podrán decir los hombres y mujeres de Barbosa, Puente Nacional y Vélez a los que solo acudimos en épocas de ferias cuando les llevamos trago y desorden al por mayor?