Editorial: CURAS CRETINOS AMENAZAN A NOTARIOS CON EXCOMUNION

Por Wilfredo Sierra Moreno.

wilfredo sierra morenoComo en las peores épocas de la inquisición los curas cretinos han salido primero a amenazar con la excomunión y luego frente a la reacción de la opinión pública, con “la perdida de la gracias de Dios” a los notarios, una frase ladina que tiene la misma implicación de amenaza con la que desde siempre, la iglesia católica a intentado imponer sus criterios a una sociedad que ya esta harta de tanta estupidez junta en cabeza de unos hipócritas, que en el nombre de Dios, han cometido  las peores aberraciones en la historia del planeta.

Personalmente no nos convencen muchos las urgencias “legalistas” de matrimonio de la comunidad LGTB, sobre todo porque resulta cuando menos irónico que en un contexto donde el matrimonio, en su integridad, ha entrado en crisis, este sector resulte con esas urgencias de formalización que son más una tontería romántica y neurótica que cualquier otra cosa. Pero, por supuesto, por encima de nuestros criterios personales creemos que ese sector de la sociedad regional, nacional y mundial,  tiene pleno derecho ha hacer sus demandas como ciudadanos que son del planeta, y resulta cuando menos inconcebible que sean los criterios religiosos y teológicos los que quieran primar en una discusión que es exclusivamente legal y civil.

Pero la reacción fascista del secretario adjunto de la Conferencia Episcopal Colombiana pinta de cuerpo entero las presunciones arrogantes de unos curas intolerantes  que a lo largo de la historia han llenado la historia del mundo de aberraciones teóricas y de hecho, entre ellos crímenes que han causado, causan y seguirán causando repulsión a las mentes equilibradas y sensatas del planeta.  Y eso en una sociedad regida por constitución teóricamente laica en la que la separación de la iglesia y el estado esta específicamente definida. ¡Que tal que no!

En cuanto a lo de la perdida de la gracia de Dios con las implicaciones elitistas, arrogantes y arbitrarias que le quieren  dar a su  ser superior los curas, pues la verdad es más una ventaja que un perdida. El Dios “argollero” que esos curas manejan se parece mas el diablo y ha un ser desnaturalizado que a cualquier cosa buena. En esas condiciones es mejor estar lejos de ese engendro teológico de los curas.