Editorial: EL AGUA ES NO RENOVABLE.

Por Wilfredo Sierra Moreno.  

Independiente de todas las consideraciones políticas y politiqueras a las OLYMPUS DIGITAL CAMERAque hubiera lugar, la verdad clara y precisa es que el agua es un recurso no renovable en el mundo y que con ese recurso no se puede jugar. Y aun mucho mas grave cuando lo que esta de por medio es la contaminación con cianuro de las fuentes que alimentan el acueducto de Bucaramanga, que suministra el liquido vital a más de un millón de personas.

Puede ser que toda la vida los señores que viven en o dentro del área del Parque de Santurban hayan subsitido, en algún nivel, de la minería, lo que no quiere decir que lo que siempre se ha hecho se vuelve un comportamiento valido por si. Porque si bien es cierto toda la vida ha habido secuestro, asesinatos, violaciones, tráfico de influencia,  el que haya sido así no  puede ser argumento valido para decir que esos actos despreciables son defendibles en si y por si, en una conceptualización de los más primario e irracional.

Lamentablemente detrás del telón de esta discusión hay muchos y cuantiosísimos intereses de por medio, y el que el dinero fluya de parte de un sector interesado hacia ciertas comunidades y gremios, no quiero que todo sea justificable por la plata. Lo que dicho sea de paso, deja muy mal parado a algunos sectores de la información que han cambiado su posición al respecto de la explotación minera sencillamente porque les hicieron llegar un “sobrecito”. “Es que nos engrasaron”, diría en alguna reunión uno de los exponentes del supuesto “mejor periodismo” de nuestro departamento,  y uno se pregunta con seriedad y cierto desconcierto, si tales señores realmente se pueden considerar periodistas o simplemente manzanas podridas de una profesión donde la ética y el decoro no tienen importancia.

Como puede verse por esta simple muestra, muchos y oscuros intereses hay detrás de quienes quieren, contra viento y marea, seguir contaminando nuestras fuentes de agua y acolitar a las grandes transnacionales que solo nos quieren envenenar sino llevarse, impunemente nuestros recursos naturales. Así nos es señores…