Editorial: EL DRAMA DEL ALCALDE DE FLORIDABLANCA.

Por Wilfredo Sierra Moreno.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAUn verdadero drama está armando el alcalde de Floridablanca frente a la sanción disciplinaria que, originada en momento en que desempeñaba otro cargo, tiene, indudablemente, efectos sobre su condición actual de  mandatario de Floridablanca, implicando que se tiene que ir del desempeño del oficio de burgomaestre. Es un hecho que en casos similares se ha concretado y no tiene ningún sentido que este joven inteligente, bien intencionado, con mucho futuro político, se busque mas problemas legales por no dar un paso al lado y esperar que la vida le de nuevas oportunidades.

Hemos sabido  que importantes y distinguidos amigos suyos le han llamado para recomendarle no prolongar su permanencia al frente del cargo y como, los malos consejeros que le sugieren seguir manteniendo una actitud que nos es equilibrada y ponderada, son solo ese grupo de burócratas de tercera clase que en lo único que  piensan es  en mantener los privilegios que la condición actual les da, a despecho de perjudicar a quien realmente va ha pagar las consecuencias de la terquedad.

Nadie niega que el actual alcalde de Floridablanca lo venia haciendo muy bien en sus funciones al frente del primer cargo administrativa de nuestra querida ciudad del área metropolitana de Bucaramanga, pero frente a los hechos de la ley no hay nada que hacer. Sea  por acción o por omisión, la violación de los preceptos constitucionales y legales del país deben ser sancionados y, los sujetos de esa acción no se pueden hacer los de la vista gorda frente a las determinaciones tomadas. Así que por el bien suyo, el de su futuro y el de su familia, continuar con un drama improductivo no nos parece lo mas inteligente que puede hacer. Los viejos solían decir, a lo hecho pecho. Así que lo que mejor puede hacer usted, que es un muchacho inteligente, es coger su maleta, irse de la alcaldía y esperar que la vida le brinde nuevas oportunidades.