Editorial: EL TURISMO DE LOS CONCEJALES DE BUCARAMANGA Y OTROS FUNCIONARIOS LOCALES, ¿ES JUSTIFICABLE?

Por Wilfredo Sierra Moreno.

wilfredo sierra morenoEn un ejercicio de forzada retorica periodista el muy buen profesional que funge como  jefe de prensa del Concejo Municipal de Bucaramanga pone a circular hoy  un boletín de prensa en donde quiere convencer a la opinión pública de nuestra ciudad que el turismo de concejales y otros funcionarios de la administración local, -al que también fue el alcalde de Girón y otras funcionarios de oficinas circunvecinas-  son beneficiosas para nosotros. Y que, ¡oh gran planteamiento!, nosotros deberíamos estar profundamente agradecidos porque, si bien es cierto fueron al exterior con sus propios recursos, dejaron de cumplir con su trabajo en las sesiones ordinarias de Concejo Municipal de Bucaramanga por más de una semana.

Según dejo conocer un concejal de la ciudad desde Miami uno de los “grandes logros” de haberse ido de turismo 8 días fue “haber conocido en detalle líneas de crédito interesantísimas y atractivas que ofrece el Banco Mundial a ciudades intermedias como Bucaramanga, a las que fácilmente el Alcalde, con el aporte del Concejo,  puede acceder para financiar proyectos de gran impacto entre la población más vulnerable”. ¡Increíble estupidez! Las líneas de crédito del Banco Mundial existen desde hace más de 20 años, y cualquier muchacho bachiller, por internet, puede conocer mejor todo lo que hay que hacer como requisito para acceder a esos créditos, como para que ahora, creyendo estúpidos a todos los bumangueses, los señores concejales de la ciudad vengan a decirnos que han descubierto el agua tibia y que, entonces, debemos estar agradecidos con ellos por eso.

Pero en fin, todos sabemos de lo que es capaz la clase dirigente, administrativa y política de nuestro país para justificar el tropicalismo y la irresponsabilidad de su quehacer diario. Y mientras el Alcalde de Bucaramanga tiene que estar en estos momentos enfrentando todos los retos de la ciudad en las diferentes áreas de la acción oficial, incluida la posibilidad de ir 5 días a prisión por la acción de una tutela que gracias a una determinación judicial pretende devolver a la calle a una vendedora ambulante, los señores concejales se dan la gran vida en Miami.

Y dejan de cumplir con sus obligaciones constitucionales con la ciudad. Lo único que no dice el boletín de prensa en que como resultado  de tan importante acción, los concejales de Bucaramanga deberían auto condecorase con los más meritorios títulos de grandeza. Aunque, ¿por qué no? Tener que ir hasta Miami para saber que existe el Banco Mundial y que este tiene líneas de crédito me parece el más grande logo en la historia administrativa, investigativa, científica y social de los últimos tiempos. No me aguanto las ganas señores: propongo, irrevocablemente,  que los concejales sean  condecoren…