Editorial: FRANCISCO, AMENAZADO POR LA MAFIA ITALIANA…

Por Wilfredo Sierra Moreno.

bg_profileLa corrupción y el despropósito administrativo no deja de ser una constante en el comportamiento de los hombres, y no solo en los sectores laicos, mundanos, pedestres, se dan las malas hiervas de la creación, sino que igualmente entre los que se presumen estúpidamente angelicales, representantes de Dios en la tierra y paradigmas de la ética y la moral universal, las malas costumbres y la delincuencia cunde como la paja mala, porque a contra creencia de lo que las gentecitas ingenuas suelen pensar, las tentaciones de este mundo son práctica diaria entre los encumbrados cardenales del imperio Vaticano.

Ahora que el Papa Francisco, con una coherencia y un valor que es digno de todos los elogios, le ha dado por poner orden a ese boato desvergonzado que corre por los pasillos de la Curia Romana, las amenazas contra la cabeza del catolicismo no han faltado de parte de la mafia italiana, entre otras muchas cosas porque el buen hombre argentino le ha dado por mirar, con lupa de investigador, lo que ha pasado en el Banco Vaticano, que teóricamente siendo un Instituto para las Obras de la Religión, termino convertido en una academia de la delincuencia internacional que, aprovechando las inmunidades que la Santa Sede tiene como Estado, permitía el blanqueo de grandes sumas de dinero del narcotráfico y los negocios ilícitos en general del planeta.

Los angelitos de los cardenales que manejaban esta institución no tenían ningún inconveniente en ganarse personalmente unos cuantos de miles de millones de dólares permitiendo que los grandes cacos de todo el mundo resguardaran sus mal habidos dineros en el privilegiado Banco “del cielo”,  que resulta impenetrable a las miradas inquisidoras de las autoridades judiciales. Pero el Papa Francisco, transparente en todo como hasta ahora se ha mostrado, dijo vamos a ver cómo andan las cositas por mi Banco, ¡y quién dijo miedo!

Los señores de la mafia italiana que no contaban con que entre las podridas manzanas de la clerecía haya también elementos sanos, están que arden de la furia con las actitudes transparente de Francisco y han  dejado saber por medio de una de sus muchas expresiones amenazantes, que están dispuestos a matar al Papa bueno, ya que no pueden concebir que entre los predicadores de las virtudes angelicales hayan hombres honrados. Vivir para ver, diría alguno de nuestros mayores, pero cuando se trata de la avidez del dinero, parece que el despropósito de los cacos no tiene límite.

Habrá que pedir a muchos de esos católicos sensibles que existen todavía en el planeta, que usen ese método que ellos creen efectivo para proteger la existencia de todos los males, la oración, buscando  la protección de su líder espiritual de todas esas mentes retorcidas que, afuera y dentro de su iglesia, solo buscan hacer el daño a cualquier precio. Porque por lo que se ve de lo ha mostrado hasta ahora el Papa de los católicos, su carácter no da para echar para atrás en su radical actitud de limpieza de los sucios  mercaderes que inundan el templo del catolicismo. Pero eso, por supuesto, no tiene contentos a los malos del paseo…