Editorial: LA IRRESPONSABILIDAD DE LOS CONSTRUCTORES Y OTROS BUENOS SEÑORES…

Por Wilfredo Sierra Moreno.

wilfredo-sierra1La tragedia sucedida en Medellín con el desplome de toda una torre de apartamentos de un complejo habitacional que, al parecer, también todo está en malas condiciones estructurales, muestra hasta donde llegan la desfachatez de unos constructores habidos de dinero, a quienes no les importa si inmediatamente después de entregadas las obras  por ellos edificadas  estructuras se vienen el piso…

Pero, por supuesto, en esta faraónica irresponsabilidad hay concurrencia de muchos otros actores de la vida de los municipios del país, entre ellos los Concejos Municipales que mediantes los Planes de Ordenamiento Territorial, POT, se prestan al juego de los intereses de los propietarios de tierras y constructores a quienes no les importa mucho si como consecuencia de su avidez insaciables de enriquecimiento fácil, se llevan por delante muchas vidas humanas. Y claro, los Señores Curadores Urbanos de todo el país, unos verdaderos intocables de ésta nación, a quienes más de una vez se les van las luces autorizando construcciones en donde la disponibilidad del terreno y la estructura técnica de la construcción, nunca debieron permitir levantar un edificio o un complejo habitacional.

Claro, estamos en Colombia, y aquí después del escándalo de los primeros ocho posteriores a un desastre todo vuelve a su normalidad, nada realmente sustancial se corrige, las sanciones por la perdidas de inversiones familiares y el desperdicio de vidas no son del tenor que la dimensión de las tragedias obligarían imponer y, al final, todo sigue bajo la misma irresponsabilidad de siempre. Luego todo termina en la alharaca de ocho días que luego se diluya en una eternidad de olvido…