Editorial ¡OJO! COMENZÓ OFICIALMENTE LA TEMPORADA DE LLUVIAS

Por Wilfredo Sierra Moreno.  

La noticia de que comenzó oficialmente la temporada de lluvias no deja de ser OLYMPUS DIGITAL CAMERAuna verdadera curiosidad, como quiera que en el departamento de Santander y en Bucaramanga hace días venimos sufriendo en el efecto de las fuertes lluvias y los problemas que de ellas se desprenden, como desbordamiento de ríos, inundación de barrios y veredas y damnificados por montones.

Lo que en la práctica la información del IDEAM implica es que esos fuertes chaparrones se van a incrementar de manera peligrosa, generando nuevas y más acentuadas tragedias en un país que esta llena de ellas. País que, desafortunadamente, no ha hecho de la prevención de los desastres exactamente una política permanente y que se ha dedicado a ir haciendo remiendo en la medida en que los problemas se van presentando.

Pero igualmente lo que los sucesos que estos fenómenos meteorológicos generan, es la inquietud sobre la forma alegre en que las administraciones municipales, de todos los ordenes, permiten que a las orillas de los ríos se generen asentamiento humanos que no tienen ninguna lógica posible y que, en algunas oportunidades, son aupados por concejales y políticos con el interés de conseguir unos cuantos votos.

Si una ciudad tan supuestamente ordenada como Bucaramanga hasta ahora esta discutiendo y consolidando un Plan de Ordenamiento Territorial serio, no hay que ser muy inteligente para ver que en otros municipios del departamento las consideraciones técnicas  y profesionales para estructurar el desarrollo y los asentamientos legales y permitidos sean muy eficientes.  Lamentable, porque lo que queda de todas esos caseríos montadas sobre montañas inestables o a la orilla de ríos que épocas de invierno se desbordan, es tragedia y muerte. Así que estamos avisados por el IDEAM de que sobre el agua que hemos padecidos estas semanas viene más agua, y que los organismos de control de desastres deben estar con la pilas puestas…