Editorial: OTRA VEZ FLORIDABLANCA…

descarga1Luego de recurrir a todos los recursos jurídicos disponibles, el alcalde de Floridablanca por fin entendió –no de muy buena gana- que debería presentar la renuncia al cargo que hasta ahora ostentaba y, a renglón seguido, se abre un nuevo proceso electoral en el que, más los intereses politiqueros  que cualquier otra cosa, entran en juego, y la feria de las vanidades, la prepotencia y el dinero estarán en acción para ver quién se queda con el codiciado trofeo.

Siempre fuimos partidarios de la elección popular de alcaldes porque creíamos, tal vez ingenuamente, que era una forma de perfeccionar la democracia en un país signado por los sectarismos y las roscas de familia, pero, tristemente, nos hemos dado cuenta que los desafueros y la incoherencia en el manejo de las cosas públicas no es un mal exclusivo de las oligarquías nacionales, y que los nuevos protagonistas de la cosa política que salen de las clases madia madia y media baja, son igual o peor de voraces a la hora de jugar, alegremente, con el dinero del contribuyente.

No ha sido nuestro querido municipio de Floridablanca ciertamente de suerte con esa clase de figuras supuestamente “nuevas” que ha pasado por su administración y que, casi todas, has salido sin cumplir su periodo por problemas judiciales. Y ahora, cuando como consecuencia lógica de la renuncia de su actual gobernante, los que vuelve a salir a la palestra son los mismo de siempre que ya han gobernado esa ciudad, o las abejas perversas que siempre han merodeado en torno a las roscas que desde tiempo ha, han pelechado de la  tesorería de ese municipio.

No se puede esperar precisamente que lo que venga en adelante para nuestro querido municipio de Floridablanca sea mejor que en el inmediato pasado, porque ahí están, los mismo con las mismas, tratando de vender un supuesto deseo de servicio comunitario que solo puede convencer a los pendejos. O a los que les compran el voto, porque lo que siempre ha corrido en las elecciones de ese municipio es ríos de dinero…