Editorial: PENSANDO EN FERIAS…

Por Wilfredo Sierra Moreno.

descargaPara fortuna de muchos el actual alcalde de Bucaramanga, Luis Francisco Bohórquez, se ha caracterizado desde el inicio de su administración por darle a las ferias de nuestra querida ciudad una orientación más cívica y cultural sin esas expresiones de guachafitas de mal gusto que veíamos de tiempo atrás. Desafortunadamente en el inconsciente colectivo de muchos sectores sociales ferias es sinónimo de borrachera, francachela y desorden en general, a una manera de dar rienda suelta a esa parte oscura que todos tenemos por allá en algún rincón de la mente.

Lo más triste de todo es que esos incontroles ocasionan borracheras complicadas con riñas, heridos y muertes, pero sobre todo con conductores manejando en ebriedad, lo que sin lugar a dudas generara nuevos y mayores dolores de cabeza a la tranquilidad ciudadana y a las autoridades. Éstas últimas que en desarrollos de sus funciones a veces terminan pagan los platos rotas de la interacción social, cuando quien arremete, insulta y atropella, no quiere ser controlado ni conducido por la Policía, y termina reaccionando violentamente contra la autoridad, muchas veces con el acompañamiento emocional de algún núcleo  de la ciudadanía que siempre está presta a condenar todo lo que venga de parte de los uniformados.

Ya sabemos que la administración municipal está haciendo todo lo posible y lo imposible porque todo transcurra en completo orden, pero en esto de manejar eventos tumultuosos uno no sabe nunca en que momento inesperado salta la liebre. Bueno seria que la sociedad civil, esa parte conciente y madura de nuestra comunidad, se preparara anímicamente para adiestrar a sus familiares y amigos en cuanto a que el éxito de un buen evento sin dolores de cabezas, es responsabilidad de todos. Porque si hubiera verdadera cultura ciudadana y la tan mentada pero a veces tan esquiva sociedad civil asumiera el papel que realmente le corresponde, habría muchas cosas de las que no tendríamos después que lamentarnos.