Editorial: PERSONERO, POR ESTA VEZ ESTAMOS DE ACUERDO.

Por Wilfredo Sierra Moreno.

wilfredo sierra morenoComo el ejercicio del periodismo de opinión no consiste en convertirse uno en enemigo enfermizo de los funcionarios públicos porque si, yo que en anterior nota le  plantee duros cuestionamiento al señor  Personero de la Ciudad de Bucaramanga, esta vez, cuando el funcionario discute el uso que se le esta dando a los escenarios deportivos en los diferentes barrios de Bucaramanga, tengo que estar totalmente de acurdo con él en pedir que la autoridad a la que le corresponda le pongan coto a las practicas no éticas ni contempladas para ese tipo de escenarios.

A lo que no hay derecho es que los clásicos “picaditos” como se dice en el argot popular de los partidos de futbol entre amigos, o  los encuentros agendados en el cronogramas de las categorías populares de la ciudad, terminen en una verdaderas borracheras cuando el premio por ganar o el castigo por perder son varias decenas de canastas de cerveza, convirtiendo, lo que supone es una practica sana para el bienestar del cuerpo, en una parranda desaforada que muchas veces termina en riñas.

Pero ya que estamos en estas, señor Personero, seria bueno que usted también se ocupara de lo que sucede en las clásicas tiendas de los diferentes barrios de la ciudad, que siendo centros establecidos para la comercialización de productos de primera necesidad del consumo diario y, en algunos casos de abarrotes, terminan convertidas en las horas de la noche y a veces promediando la media tarde, en verdaderas cantinas donde el trago corre de manera desaforada, y e igualmente  originan buena partes de la grescas con que nos adorna la verraquera santandereana todos los días.

Así como escenario deportivo es eso y no festín para acumular canastas de cervezas consumidas desmedidamente, tienda es tienda y no cantina, ni prostíbulo, ni discoteca,  y es claro que los permisos de funcionamiento de estos lugares tienen normas especificando, claramente, el objeto comercia de esos lugares. Así que seria bueno que además de pedir a los entes que regulan el deporte en la ciudad que  hagan como deben su oficio, también lo es que hay que requerir, de la autoridad que sea  la indicada en la Alcaldía de Bucaramanga, para que el espectáculos bochornoso en tiendas por toda la ciudad se acabe de una vez por todas.