Editorial: ¿QUÉ ESTÁ PASANDO CON LA CAMPAÑA DE RECICLAJE EN BUCARAMANGA?

Por Wilfredo Sierra Moreno.

wilfredo sierra morenoNo le ha ido ciertamente bien a la actividad del reciclaje que ha impulsado de manera impetuosa el Área Metropolitana de Bucaramanga y, contrariamente a lo que fuera de desear,  la situación de las calles en ciertos barrios de la ciudad es lamentable, con depósitos de basuras que duran varios días amontonados contaminando el ambiente, situación ésta  que no tenia existencia en la historia de nuestra ciudad en muchos años.

Ahora resulta que los depósitos a donde se llevan el reciclaje para ser tratado por los encargados de darle un proceso adecuado a ellos  no cumplen con los requisitos técnicos e higiénicos requeridos para ello, y una visita del director de la Corporación de la Defesa de la Meseta de Bucaramanga y la Fiscalia Ambiental han determinado que allí hay graves factores de contaminación y que estos centros podrían se sujetos de acciones legales fuertes.

¿Qué paso, entonces? ¿Cuál fue la planeación y la programación adecuada que se hizo para poner en marcha ésta que se quiere mostrar como la gran salida para los desechos de nuestra ciudad? No puede ser que ha la usanza de lo que paso en Bogotá cuando se implemento impulsivamente una reforma en el manejo de las basuras, estemos ante un descalabro de mayores proporciones que, en lugar de mejorar, como no lo prometieron,  nos ofrezca más y mayores dificultades.

Y no nos vengan con argumentos traídos de los cabellos, porque eso de que los dos días en que se recoge el reciclaje no se hace los mismo con el resto de desechos que se acumulan en los hogares, es un retroceso sorprendente en contra de los intereses de ciudadanos y hogares que, además pagan, ¡y bien caro!, por un servicio en el cual los números de ese negocio no están claritos. Por supuesto no nos alegramos por los problemas que esta teniendo este proceso, porque adecuada y debidamente organizado, es de beneficio colectivo. Pero lo que no podemos comulgar es con justificar errores y terquedades que van en detrimento del interés general.