EL GOBIERNO DE LOS CIUDADANOS Y LA FUNDACIÓN COLOMBIANITOS CONSTRUYEN FELICIDAD EN LAS ZONAS VULNERABLES

Fotografía: Jennifer García Rodríguez/ Prensa Alcaldía de Bucaramanga

La sonrisa y el compañerismo primaron en la entrega de uniformes para los beneficiarios de la escuela socio-deportiva en la Comuna 5 de la capital santandereana. 

Es de anotar que con un enfoque incluyente y recreativo 1.000 niños y niñas, de barrios como José Antonio Galán, La Inmaculada, Villas de San Ignacio, María Paz, Betania, Colorados, Bavaria II, Campo Madrid y Villa Rosa, entre otros sectores de la ciudad, son favorecidos por un convenio en donde a través del fútbol se promueven valores y buenas conductas.

“Bucaramanga se ha convertido en la ciudad número uno del país con beneficiarios de las escuelas socio-deportivas, que se usan como herramienta para prevenir el consumo de drogas y evitar el embarazo en adolescentes”, dijo Jorge Figueroa Clausen, secretario de Desarrollo Social de la capital santandereana.

La Actual Administración Municipal hizo partícipes en su gestión a cientos de personas olvidadas durante años por la politiquería. Con programa y acciones se reivindicó la confianza en el ejercicio de lo público.

“El trabajo que lleva a cabo la fundación ha sido muy bonito, porque nos enseñan valores como la bondad, la igualdad y el respeto. La relación con los compañeros es excelente. Le agradezco a la Alcaldía por los uniformes”, comentó John Santos Montero, un niño de 11 años quien se hace parte de este proceso.

Teniendo como base los principios de la Lógica, Ética y Estética se le apuesta a la inclusión social para mejorar la calidad de vida y fomentar la sana convivencia. Con escenarios para la diversión y participación comunitaria se construye una mejor ciudad. ¡Lo Estamos Haciendo!