EL ICA HACE UN LLAMADO A LOS GANADEROS DEL PAÍS PARA QUE NOTIFIQUEN LA PRESENCIA DE LA RABIA SILVESTRE

la fotoLos funcionarios del Instituto visitan las fincas, realizan las pruebas epidemiológicas y toman las muestras para comprobar o descartar la enfermedad

Bogotá. D.C, diciembre 30 de 2013. El Instituto Colombiano Agropecuario, ICA,  hace un llamado a los ganaderos de todas las regiones del país para que notifiquen oportunamente la presencia de cualquier animal con síntomas compatibles con rabia, tales como incoordinación, caída del párpado, movimiento en círculo, movimientos de pedaleo, espasmo de los músculos de la nuca y el dorso, convulsiones y parálisis, entre otros. El ICA atiende oportunamente las notificaciones sobre la posible presencia de rabia. Visita el lugar, realiza la investigación epidemiológica, toma las muestras y efectúa las pruebas diagnósticas necesarias para comprobar o descartar la enfermedad.

“En caso de ser confirmada, se aplican las medidas sanitarias correspondientes para el control del foco, que incluye la vacunación del resto de animales del predio afectado y de los predios vecinos, al tiempo que se realiza la investigación epidemiológica para la identificación de las posibles rutas de propagación para aplicar los controles necesarios”, indicó Adriana de Luque, líder de rabia silvestre del ICA. La rabia es una enfermedad viral de los mamíferos, infecta el sistema nervioso central y puede llegar a causar la muerte. Afecta a los animales domésticos como bovinos, equinos, ovinos, caprinos, porcinos, caninos y felinos. Se considera además una de las principales enfermedades zoonóticas, es decir, que se transmite de los animales a las personas.

“El virus está presente en la saliva de los animales infectados y generalmente se transmite por mordedura de los animales enfermos, usualmente para el caso de la rabia de origen silvestre es trasmitida por el murciélago hematófago. Sin embargo se han documentado otros mecanismos de transmisión entre los cuales no se incluye el consumo de carne”, indicó la funcionaria. Dentro de sus actividades misionales, el ICA tiene establecido el Programa nacional de prevención y control de la rabia de origen silvestre  en el que se destacan diferentes actividades relacionadas con la promoción de la vacunación en las especies domésticas susceptibles a rabia como estrategia de prevención;  así mismo  se realizan actividades de control de las poblaciones de murciélagos hematófagos “vampiros”, que cuando están infectados transmiten la enfermedad a través de la mordedura a los animales o al humano.

El procedimiento de captura es realizado únicamente por funcionarios del ICA, para asegurar que no se causa daño a otras especies benéficas de murciélagos que cumplen un papel importante en los ecosistemas,  al hacer control de plagas y polinización de especies vegetales, entre otros.