EL SISTEMA NACIONAL DE GESTIÓN DEL RIESGO, MANTIENE EL LLAMADO DE PREVENCIÓN FRENTE A LA SEGUNDA TEMPORADA DE LLUVIAS

Teniendo en cuenta el incremento de las lluvias, le recordamos a todos los colombianos estar alerta del llamado de las autoridades y a determinar las condiciones mínimas que requieren para estar seguros y velar por la seguridad de sus familiares y vecinos.

IMAGEN-13061284-2Es habitual que Noviembre sea un mes lluvioso; hace parte de la segunda temporada de lluvias que comenzó en el mes de septiembre y que como se pronosticó ya se manifiesta en gran parte del Territorio Nacional y estará presente hasta inicios del mes de diciembre. Si bien hasta hace una semana no se reportaba mayor afectación o hechos que lamentar, en los últimos días las lluvias han incrementado, situación que nos motiva a recordar a todos los colombianos la importancia de la prevención. La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, extiende un llamado general para que se mantengan alerta de los cambios de su entorno, verifiquen sus planes familiares y recuerden que preservar la vida es lo más importante.

LAS ALERTAS:

El IDEAM, como entidad responsable del monitoreo de las condiciones climáticas, reporta a diario los pronósticos y alertas para las diferentes zonas del país, así como el cambio en los niveles de los ríos. Se recomienda a todos los colombianos revisar de manera frecuente esta fuente de información. En este momento el IDEAM, mantiene la alerta amarilla por deslizamientos en varios departamentos andinos como: Antioquia, Boyacá, Caldas, Cundinamarca, Quindío, Risaralda, Norte de Santander, Meta, Casanare y Valle del Cauca. Igualmente están en alerta roja las cuencas de los ríos Meta y Arauca. Se espera que la lluvia continúe este fin de semana, razón por la cual las medidas de prevención ante deslizamientos y crecientes súbitas deben reforzarse.

LA AFECTACIÓN:

Desde el 1° de septiembre a la fecha, se han presentado 333 eventos derivados de la Segunda Temporada de lluvias. Departamentos como Córdoba, Atlántico, La Guajira, Cauca y Valle encabezan la lista de lugares más afectados. En comparación con el mismo periodo del año anterior, hay una reducción radicalmente considerable en el grado de afectación del Territorio Nacional, evidenciando los resultados positivos de las obras de mitigación y la respuesta inmediata de las entidades del Sistema.