Heliodoro Campos Castillo: EL 70% DE LOS AGRICULTORES, ENTRE ELLOS LOS TABACALEROS, NO SON PROPIETARIOS DE LAS TIERRAS.

19guanexxx002_big_ce
Heliodoro Campos Castillo, gerente de FEDETABACO.

Mostrándose a los asistentes del Segundo Congreso Tabacalero como un verdadero luchador por las causas de su gremio, Eliodoro Campos Castillo realmente descresto a los concurrentes al evento con la dimensión realmente faraónica de su gestión como gerente de FEDETABACO.  Los resultados de 10 años en la dirección de la entidad son realmente sorprendentes, con todo y lo complicado que es encontrar respaldo real en algunas entidades oficiales para la actividad campesina. Así hablamos en exclusiva para El Crisol, con Campos Castillo:

Wilfredo Sierra Moreno: ¿Cuál sería la conclusión del Segundo Congreso Tabacalero que se realizó el fin de semana anterior en la ciudad de San Gil?  

1_Gobernador_Richard_Aguilar_y_ministro_de_agricultura_Aurelio_Iragorri_Congreso_Tabacalero2
Heliodoro Campos Castillo con el Ministro de Agricultura y el Gobernador de Santander en el pasado Segundo Congreso Tabacalero realizado en la localidad de San Gil.

Heliodoro Campos Castillo: Personalmente creo que son dos conclusiones en términos generales las que pueden tener: lo primero tiene que ver con que se va a aprobó el Plan Estratégico 2015 – 2025. Una herramienta que nos va a permitir planificar mucho más nuestras acciones y ponernos un punto de llegada en el 2025, esperando tener un panorama tabacalero mucho mejor que el que hoy tenemos.  Y en segundo lugar darle a conocer a la comunidad lo que fue el plan estratégico 2005 – 2015. Me parece que al presentar estos resultados vemos que hemos avanzado ya, aunque queda mucho por hacer. Pero lo que es hoy por hoy el sector tabacalero es muy diferente a lo que teníamos hace 10 años.

Esto nos permite decir con gran alegría y satisfacción que le hemos cumplido a los tabacaleros, que les hemos cumplido a las personas y familias que están dedicadas a esta actividad, y que la tarea seguirá siendo trabajar en el bienestar de todos ellos.

WSM: Usted le presento al Congreso Tabacalero unos resultados magníficos de su gestión durante estos últimos 10 años…   ¿Se siente personalmente satisfecho de este extraordinario trabajo suyo?

HCC: Lo fundamental es que han sido 10 años que no se han perdido.  Desde luego esto lo llena a uno de alegría, y se pudo contar con el respaldo de muchas instituciones para hacer realidad este resultado que hoy presentamos. Decirle a toda la comunidad, a todas las instituciones, que sigamos con ánimo, que sigamos con esfuerzo, sin desmayar, sino por el contrario luchemos por todos los tabacaleros, luchemos por todo Santander y llevemos más impulso cada día.

WSM: El respaldo del sector oficial, ¿realmente se concreta efectivamente o, a veces, se queda simplemente en discursos muy bonitos?  

HCC: Ahí le preciso dos cosas: Yo creo que el funcionario tiene su derecho de echarse un discurso bonito, pero es también deber del gremio, de la dirigencia, ayudar a esa gestión oficial. Me parece que si podemos conjugar las dos circunstancias, la del discurso bonito y la propuesta bonita con la gestión fuerte y permanente, los resultados son positivos como por estos días pueden demostrarlo los tabacaleros.

WSM: Si habláramos de las dos necesidades más urgente de los tabacaleros en el país, ¿usted a cuales se referiría?   

HCC: Lo esencial, la tenencia de la tierra. Me parece que ahí tenemos dificultades graves en Colombia, porque el 70% de los agricultores no son propietarios. Y pues un agricultor sin tierra, valga la pena decir, debería no ser agricultor.  Porque la tierra deber ser para el que la trabaja. Y eso es lo que sucede con el sector tabacalero, el 70% de sus trabajadores no posee la tierra. Y lo otra es seguir fortaleciendo la parte gremial. FEDETABACO es una organización que está bien consolidada, pero eso no indica que no nos toque permanentemente que estar trabajando para que esto no se caiga. Entonces hay que revisar seriamente todo lo que tiene que ver con la parte organizativa, gremial, de gestión, de representatividad, de que cada municipio, cada departamento, conozca al sector como una actividad importante, en la parte económica y social. Me parece que eso son puntos muy importantes que el gremio debe trabajarlos permanentemente.

“FEDETABACO es una organización que está bien consolidada, pero eso no indica que no nos toque permanentemente que estar trabajando para que esto no se caiga”

WSM: En el desarrollo de Congreso Tabacalero oímos permanentemente una queja sobre el agua, los distritos de riego. ¿Cómo estamos efectivamente en esta materia?   

HCC: Aquí la única agua que tenemos es la que hemos podido recoger en las represas y los reservorios que se hacen cuando llueve.  No tenemos fuentes hídricas que pasen por nuestras regiones. Estamos en condiciones difíciles y, por lo tanto, ese es un tema al que le seguiremos trabajando como, claro, ya lo hemos venido haciendo. Y en eso afortunadamente hemos contado con el apoyo irrestricto del departamento de Santander. Particularmente seguir trabajando la construcción de lagunas, de reservorios, de estanques, en fin, todo lo que tenga que ver con el agua es una tarea importante.

WSM: No puedo terminar esta entrevista si decirle que lo que usted nos mostró en el desarrollo de este Congreso Tabacalero, muestra a un líder nato, a un verraco… ¿Por dónde inicio su proceso de formación en las lides gremiales?  

HECC: Mi trayectoria profesional la he hecho, toda, en el sector tabacalero. Nunca he sido funcionario de ninguna institución. Siempre he trabajado en este sector. Y vengo de un colegio que decíamos entonces era de formación de líderes de campesinos. Un colegio que tenía la diócesis en Zapatoca para líderes campesinos. Me forme allá, hice mis primeros 4 años de bachillerato en esa institución y aprendí mucho. Ahí como que se me quedo la venita del liderazgo y del trabajo por la gente y de sacar adelante los sectores productivos. Y en segundo lugar soy un campesino, toda la vida en el campo, desde que nací en el municipio de El Páramo, aquí a 15 minutos del municipio de San Gil.