EN BUCARAMANGA SE CONMEMORA LA SEMANA DEL DETENIDO DESAPARECIDO

Con un foro realizado en la Universidad Santo Tomás en torno a la Unidad de Búsqueda de Desparecidos se dio apertura a la conmemoración. Quedó claro que el proceso de búsqueda busca dar una verdad reparadora a las víctimas.

La Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (Asfaddes), dio apertura a la Semana del Detenido Desaparecido en un foro realizado en la Universidad Santo Tomás en torno a la Unidad de Búsqueda de Desaparecidos en el marco del conflicto armado y la Justicia Especial para la Paz, instancias creadas en el Acuerdo de Paz de La Habana.

Las inquietudes de quienes siguen a la espera de los familiares fueron expresadas por Aura María Díaz, representante de Asfaddes: “nosotros, las víctimas, los hermanos, los hijos, los esposos, los abuelos, nos negamos a olvidar y queremos mantener en la memoria la vida de los desaparecidos, porque no sabemos si están vivos o muertos, no sabemos qué pasó con ellos”.

Por su parte, Martha Cecilia Guarín Lizcano, directora territorial de la Unidad para las Víctimas en Santander, expresó su reconocimiento a quienes siguen esperando: “quiero hacer un reconocimiento especial a Asfaddes porque desde el año 1982 vienen haciendo un esfuerzo en torno a la búsqueda de sus familiares”.

La funcionaria recordó que esta Asociación fue reconocida como sujeto de reparación colectiva en el año 2015 y que en la actualidad se le está realizando el diagnóstico del daño para luego concertar la formulación del Plan Integral de Reparación Colectiva. Los participantes al foro pidieron ser instruidos sobre el proceso de Búsqueda de las Personas Desaparecidas y atendieron la explicación del director de Medicina Legal, Carlos Valdez, quien enfatizó sobre este nuevo objetivo para la institución.

“Los estudios científicos que adelante el Instituto de Medicina Legal serán articuladores con la Unidad de Búsqueda, la Comisión de la Verdad y la Justicia Especial para la Paz”,  destacó Valdez. El director de Medicina Legal habló sobre la trascendencia de esa nueva labor: “vamos a dejar de trabajar por un proceso penal que busca la responsabilidad de alguien y sancionarlo, para trabajar por ustedes las víctimas en un proceso de justicia restaurativa, en donde lo que predomina es el carácter humanitario”.

Una de las conclusiones más importantes del Foro fue definir el significado de este proceso de búsqueda, el cual es trabajar por una verdad reparadora para las familiares.