EN RIACHUELO, SANTANDER, LA UNIDAD PARA LAS VÍCTIMAS CERRÓ DOS MEDIDAS DE REPARACIÓN COLECTIVA

La entrega del parque de la vereda La Falda y la dotación para el colegio Nuestra Señora del Rosario, hicieron parte de los recursos entregados por la Gobernación de Santander.

Bucaramanga, 22 de septiembre de 2017. Con la presencia del gobernador de Santander, Didier Tavera Amado, el director territorial de la Unidad para las Víctimas, Luis Alfonso Aparicio Reyes, el Defensor del Pueblo, Diego Barajas y demás autoridades del municipio de Charalá, se realizó el acto de entrega y cierre de dos medidas de reparación colectiva del corregimiento Riachuelo.

En un colorido acto, realizado en el colegio Nuestra Señora del Rosario, los estudiantes, docentes y comunidad en general recibieron la dotación de implementos educativos como material didáctico, equipos de sistemas e instrumentos musicales de manos del gobernador de Santander.

“Esta medida busca fortalecer la institución educativa, a partir de la gestión de un nuevo proyecto educativo adecuado al contexto y desarrollo de un programa de formación transformadora, como una contribución al tejido social y garantía de no repetición”, destacó Luis Alfonso Aparicio, director territorial de la Unidad para las Víctimas en Santander, en relación con esta medida de restitución.

En la vereda La Falda, se realizó el acto de entrega del parque infantil, el cual se adecuó como un nuevo espacio recreativo de niños y niñas, medida que busca recuperar y fortalecer las relaciones de confianza entre la comunidad y la institucionalidad, contribuyendo a la reconciliación y convivencia pacífica y a la no repetición.

“En este parque donde convergen cuatro veredas, tendrán los niños un espacio donde jugar y reparar tanto daño que hizo el Estado por la no presencia”, resaltó Didier Tavera, gobernador de Santander.