ESSA ENCONTRÓ ALTERACIÓN EN LAS CONEXIONES ELÉCTRICAS DEL EQUIPO DE MEDIDA EN HOTEL DE BUCARAMANGA

ü La alteración de las redes de energía y equipos de medida del servicio de energía es un comportamiento contrario a la convivencia. ü La Empresa emprenderá acciones legales en contra de la conducta delictiva detectada. ü ESSA iniciará el proceso de recuperación de consumos fundamentado en el artículo 146 y 150 Ley 142 de 1994. ü  La defraudación de fluidos es un delito tipificado en el artículo 256 del Código Penal Colombiano.

ESSA comprometida con la legalidad y el bienestar de sus clientes y usuarios, con el apoyo de la Policía Nacional, adelanta actividades tendientes a desmantelar las modalidades de fraude realizados por sus clientes y usuarios para acceder al servicio de energía de manera irregular, trabajos que se efectúan mediante el desarrollo de labores de inspección a los equipos de medida del sector comercial, industrial y residencial.

Durante esta semana, efectuando revisión técnica a equipos de medida e instalaciones eléctricas, el martes 8 de enero de 2019, nuestro personal técnico detectó irregularidad en un hotel del área metropolitana de Bucaramanga, al cual la Policía Nacional impuso comparendo por modificar o alterar las redes de energía, de conformidad a lo previsto en el Código Nacional de Policía y Convivencia Artículo 28 numeral 2.

Se trata del Hotel Vajamar ubicado en el municipio de Bucaramanga y la alteración estaba relacionada con la manipulación de las conexiones eléctricas, las cuales evitaban que el medidor registrará la totalidad del consumo de energía e impedían la debida facturación del servicio.

Las conexiones ilegales afectan la calidad del servicio y ponen en peligro la integridad física y la vida de las personas, por eso ESSA invita a sus clientes y usuarios a abstenerse de realizar cualquier tipo de alteración a los equipos de medida o manipulación de las redes eléctricas, evitando así, involucrarse en la autoría de hechos delincuenciales y sus consecuencias penales.

Así mismo, invita a denunciar las conexiones irregulares a la línea gratuita 01 8000 971 903 indicando dirección exacta, municipio, hora en que se produce el fraude y cualquier comentario adicional que le permita al personal técnico corregir la situación; la información será confidencial.