Noticias

EXCOMBATIENTES VOLVIERON AL COLEGIO, TRAS AÑOS EN LA GUERRA

Los alumnos son: 33 excombatientes y 8 familiares de los excombatientes.

Orlando, ex integrante de las Farc-Ep, asiste a las clases una institución educativa del sector público. Foto: ARN Comunicaciones

“Mis hijas ya terminaron el bachillerato, una ya está en la universidad, y yo aún en sexto de secundaria. Es extraño pero estoy comprometido y con ganas”; así describió Orlando, exguerrillero de las Farc-Ep, sus emociones al reiniciar sus estudios, los cuales se vieron interrumpidos por su participación en el conflicto armado colombiano.

Recuerda cómo llegó a desescolarizarse: “Estudié hasta 1986; hice quinto de primaria en el departamento de Arauca, no pude estudiar más porque se vino la guerra”. Ahora Orlando tiene una nueva oportunidad, para adelantar su proyecto educativo aplazado. “La vida que llevábamos no se hablaba de futuro, la vida era el día a día, salir herido, salir preso o morir en la guerra”, expresó el ex integrante de las Farc-EP.

Orlando volvió a las aulas, junto a 40 personas más, gracias al Modelo de Educación y Formación, MEFR, liderado por la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, ARN, el Ministerio Nacional de Educación y el SENA. Los alumnos asisten a clases en horas de la noche, para adelantar los seis ciclos de estudios estipulados en el modelo y que serán certificados por las instituciones educativas del sector público.

Ronald García, coordinador del Grupo Territorial Santander, resalta las bondades de flexibilidad e inclusión que ofrece el Modelo para la población: “Estos son espacios pedagógicos en los que los excombatientes se relacionan con otros grupos poblacionales, porque lo importante es desarrollar sus saberes con componentes de formación académica de básica primaria y secundaria, formación ciudadana, y la parte productiva con el SENA”.

Pese a estar alejados por muchos años de las aulas, los excombatientes volvieron a la rutina del colegio, que incluye tener cuadernos, cumplir el horario de clases y guardar la disciplina en el salón. Las clases transcurren entre lecciones de lenguaje, ciencias naturales y matemáticas, con la asesoría permanente de los docentes y el acompañamiento de los profesionales de la ARN.

“Es bueno que nos eduquemos, que nos preparemos, porque es necesario tener la formación básica para seguir adelante”, puntualizó Orlando.

Datos de interés

  • Los alumnos del Modelo de Educación y Formación (MEFR) en Bucaramanga están entre los 20 y los 77 años de edad.
  • Los beneficiados pueden realizar los estudios desde el Ciclo 1 hasta el Ciclo 6 (primero de primaria hasta grado undécimo), logrando la certificación a través de las Instituciones Educativas Públicas que participan en el desarrollo e implementación del Modelo.
  • El MEFR beneficia a cerca de 1000 excombatientes, y 628 personas entre familiares de excombatientes y comunidad, en 33 municipios del país.

  • Desde el 2014, cuando inició el Modelo, se han vinculado más de 6.600 excombatientes, familiares y comunidad.