EXXONMOBIL DE COLOMBIA S.A. COMPRA FÁBRICA DE LUBRICANTES EN BUCARAMANGA

Exxonmobil de Colombia S.A. finalizó ayer el proceso de venta de sus activos de lubricantes a Organización Terpel. Además, con el fin de robustecer su oferta, adquirió la fábrica de lubricantes de Terpel, junto con las marcas Maxter y Maxter Progresa.

De esta forma, la compañía logra mantenerse en el negocio de lubricantes y sigue fortaleciendo su posición en el mercado y su oferta completa de valor, ratificándose como uno de los grandes competidores de Colombia.

Bogotá. D.C. 04 de julio de 2018. En el marco del acuerdo regional para la venta de los activos de lubricantes de Exxonmobil a Organización Terpel, anunciado en noviembre de 2016, se informa que ayer se efectuó la venta de lubricantes Mobil a Terpel en Colombia. Esta empresa, en adelante, será la responsable de la producción y comercialización de Mobil en el país. Lo anterior, siguiendo rigurosamente los condicionamientos dispuestos por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) en su resolución No.9915, de febrero 15 de 2018, donde daba luz verde a la operación.

Cabe señalar que, desde el 15 de marzo pasado, Exxonmobil de Colombia S.A. pasó al control de un Patrimonio Autónomo, administrado por una fiduciaria, cuyo mandato es cumplir con los condicionamientos establecidos por la SIC en la resolución mencionada. Entre ellos, se encontraba transferir el control del negocio de lubricantes Mobil a Terpel en Colombia, lo cual se hizo efectivo ayer, 3 de julio.

La SIC también estableció que, antes de poder adquirir los activos de lubricantes de Exxonmobil de Colombia S.A., Organización Terpel debía vender algunos de sus activos propios asociados a este negocio. Después de realizar un riguroso análisis, Exxonmobil de Colombia S.A. decidió comprar dichos activos, con una inversión de USD$12.493.933. Estos incluyen la fábrica de lubricantes ubicada en la ciudad de Bucaramanga, la cesión de algunos contratos del segmento industrial, así como las marcas Maxter y Maxter Progresa.

Al respecto, Carlos Noack Durán, presidente de Exxonmobil de Colombia S.A., señala: “Llevaremos a esta nueva fábrica la excelencia operacional que siempre nos ha caracterizado, con el objetivo de tener productos de lubricación de alta calidad para nuestros consumidores. La integración de lubricantes a la operación de combustibles existente, sin duda fortalece nuestra propuesta hacia el mercado y eleva de manera importante la competitividad de la compañía”.

En el negocio de combustibles, Exxonmobil de Colombia S.A. posee una red de más de 740 estaciones de servicio bajo las marcas Esso y Mobil, cientos de clientes industriales y 12 terminales, estratégicamente ubicadas. Y, con la reciente adquisición de la fábrica de lubricantes de Bucaramanga, contará con una nueva línea de productos, que busca reemplazar el valor de la marca Mobil, que fue transferida a Organización Terpel. Las proyecciones indican que, en los próximos tres años, se alcanzaría una participación superior al 15% en el mercado de lubricantes automotrices.

Es importante resaltar que, tras el cierre de la operación, Exxonmobil de Colombia S.A. y Organización Terpel seguirán compitiendo en el mercado de combustibles y lubricantes, con sus propias marcas, estrategias de mercadeo y ofertas de valor. Exxonmobil de Colombia S.A. seguirá trabajando para ofrecer los mejores productos y servicios a sus clientes, fortaleciendo sus marcas con un equipo de excelencia altamente motivado.

Leave a Reply