FOMENTAR SALUD EMOCIONAL, CLAVE PARA EL BIENESTAR LABORAL: ENRIC CORBERA, CREADOR DE LA BIONEUROEMOCIÓN

Enric Corbera, el catálan fundador del  Instituto de las Emociones y creador del método de la Bioneuroemoción.

Las cifras de la OMS, revelan que  por temas de depresión y estrés laboral, la economía mundial pierde por productividad más de  US$1 billón al año. El conferencista internacional y best seller, autor del libro ‘Emociones para Vida’  entre sus muchos escritos considera importante  incentivar  mayores espacios de bienestar en la empresa.    

En el mundo empresarial es relevante que se  adopte un mayor impulso sobre la puesta en marcha de herramientas y métodos que impulsen la salud emocional en el entorno laboral,  dado que las empresas y las sociedades forman parte de un mismo mundo y tienen un futuro compartido. Por ello, es fundamental que los líderes, gerentes y directivos que toman decisiones en las Organizaciones, fortalezcan su capacidad de liderazgo, inteligencia emocional y pongan en marcha acciones que busquen mejorar el bienestar de los trabajadores, para lograr resultados que favorezcan la productividad, advierte Enric Corbera, el catálan fundador del  Instituto de las Emociones y creador del método de la Bioneuroemoción.

¿Qué entendemos por salud emocional?

Se refiere al bienestar psicológico general de las personas.  Esto tiene que ver con cómo nos sentimos con nosotros mismos, la calidad de nuestras relaciones y la capacidad que tiene un individuo para gestionar sus propias emociones y afrontar dificultades.   Podemos resumir que las personas emocionalmente sanas se destacan por ciertas características cómo: sentimientos de satisfacción, entusiasmo por la vida, capacidad de reírse, lidiar con el estrés, ser resilientes, confianza en sí mismo, una autoestima alta, y tienen claro su propósito de vida, entre otros aspectos.

Sin duda, una de las entidades abanderadas en impulsar la salud  emocional en el trabajo, es la Organización Mundial de la Salud, OMS, que cada vez promueve investigaciones y políticas que propendan por la mejora de la calidad de vida de los  trabajadores. Un estudio de la entidad, revela que en el ámbito empresarial de cada 10 trabajadores,  siete padecen problemas de alto estrés.

El estrés, el desgaste laboral y los conflictos interpersonales en el trabajo merman la productividad de las empresas. Por lo que es clave que las compañías  impulsen la salud emocional para superar los conflictos que suceden en la cotidianidad tanto en el trabajo como en la vida personal de los empleados.

Así las cosas, el éxito de una empresa no es solo cuestión de la responsabilidad operativa que tienen los empleados, sino que es necesario ponerle atención a la responsabilidad emocional, dado que en los tiempos modernos cobra mayor interés la salud emocional en la empresa, sostiene Corbera.

Nace el Instituto de las Emociones

Para mejorar la salud emocional, Enric Corbera Institute ha creado el Emotions of Institute una Organización  encargada de llevar al sector empresarial herramientas para que líderes, ejecutivos y empleados puedan adquirir aprendizajes prácticos  con el fin de mejorar el bienestar  a nivel empresarial.  ‘’A través de las formaciones que se imparten los empleados aprenderán a gestionar mejor las situaciones de estrés y de tramitar los conflictos por medio de la autoindagación, entre otras herramientas.  La autoindagación es un ejercicio que aporta  respuestas a las dificultades interpersonales, sociales, laborales y, en definitiva, a todas las situaciones que se puedan dar en la vida de una persona, favoreciendo un cambio individual como punto de partida para la resolución del conflicto en el entorno laboral y la creación de espacios donde emerjan relaciones de crecimiento entre los miembros del equipo’’. Agrega.

Los estudios de la OMS, revelan que más de 300 millones de personas en el mundo padecen depresión, un trastorno que se ha convertido en la principal causa de discapacidad y de ausentismo laboral. Además, muchas de ellas sufren también síntomas de ansiedad y altos niveles de estrés que se han convertido en factores de ausentismo laboral, incapacidades y baja productividad. Según un estudio liderado por la Organización los trastornos por depresión y por ansiedad cuestan a la economía mundial US$ 1 billón anual en pérdida de productividad.

Por otro lado, un entorno de trabajo adverso puede ocasionar problemas físicos y psíquicos, un consumo nocivo de sustancias y de alcohol, absentismo laboral y pérdidas de productividad.  La promoción de la salud mental en el lugar de trabajo y el apoyo a las personas que sufren trastornos emocionales hace más probable la reducción del ausentismo laboral, el aumento de la productividad y la obtención de beneficios económicos que conllevan ponerle cuidado a la creación de una mejor salud emocional en la empresa.

‘’En el ámbito laboral, se producen muchas situaciones en las que juzgamos a nuestros compañeros(as) por situaciones concretas, acciones que realizan o que no realizan y deberían, según nuestros principios y valores. Estos juicios son formas de proyectar nuestros bloqueos emocionales y son un factor muy interesante para investigar y conocernos mejor a nosotros mismos’’, señala,  el reconocido conferencista, quien resalta que es prioritario construir relaciones saludables en el ambiente del trabajo.

En ese orden de ideas, asegura que los directivos deben trabajar en hacer conciencia que la empresa representa una “familia simbólica”. ‘’Inconscientemente, asociamos ciertas personas de nuestro entorno laboral con algunos miembros de nuestra familia; reviviendo de ese modo, en el trabajo, una representación de los conflictos que hemos sufrido con nuestros padres, abuelos, hermanos o parejas’’, destaca el creador del método de la Bioneuroemoción

Corbera, es Ingeniero Técnico Industrial, Naturópata y Licenciado en Psicología a los 44 años, lleva más de 20 años estudiando diferentes obras y autores como Carl Gustav Jung, Dr. David R. Hawking, Dr. Bruce H. Lipton, Dr. Robert Lanza, entre muchos otros, con el objetivo de unificar el conocimiento disperso y complejo y hacerlo accesible a todo el mundo, para que los seres humanos aprendan a gestionar sus emociones, transformen sus paradigmas y mejoren su calidad de vida.  Hoy cuenta con más de 35 millones de visualizaciones de sus videos y conferencias publicadas en YouTube. Ha impartido conferencias en más de 38 países y ha formado a más de 22.000 personas a través del Enric Corbera Institute, una organización educativa especializada en la gestión de las emociones.