German Torres Prieto: LA CULTURA VIAL ES INDISPENSABLE PARA RESOLVER LA CONGESTIÓN DEL TRÁNSITO EN BUCARAMANGA

German Torres Prieto

Con tres mes al frente de la Dirección de Tránsito de Bucaramanga, German Torres Prieto manifiesta que ha sentido duro el potro de la dirección “porque es un animal rudo y fuerte, porque esto tiene una característica, Transito de Bucaramanga son muchas empresas dentro de ella, lo cual hace que sea un puesto difícil, complicado y de dedicación completa, de domingo a domingo, ya que es un institución que no duerme, trabaja las 24 horas del día.

EL CRISOL: ¿Cuál fue la tarea principal que usted tuvo en mente apenas acepto y se posesiono en este cargo?

GERMAN TORRES PRIETO: Acabar con esa famosa corrupción y además hacer que todos los empleados tengan sentido de pertenencia con la institución, que valoran su empleo, que valorarán lo que están haciendo, para de esta forma  disminuir cualquier acto de indelicadeza en el ejercicio de sus funciones.

EL CRISOL: El gran problema de Bucaramanga ha sido, desde hace varios años, la congestión en el tráfico de la ciudad. ¿Cómo ha visto esta dificultad y que remedios propone para eliminarlo?

German Torres Prieto: Desde el principio dije que Bucaramanga tiene dos inconvenientes y son solucionables, pero esto requiere la partición de todos los que vivimos y visitan la ciudad de Bucaramanga… Uno es el tema de educación vial. Si tuviéramos esa cultura vial y no recurriéramos a esa disculpa que tenemos de que es un minuto no más el que se va a detener, pero parquea sobre la vía o encima de los andenes, violando todas las normas de tránsito, el trafico sería diferente. De lo contrario no va a fluir nunca.

Bucaramanga es una ciudad en la que desde hace muchos años no se hacen nuevas vías, son las mismas de hace 10, 20, 40 o 50 años. Y la ciudad si sigue creciendo verticalmente. Un ejemplo: la carrera 39 es una vía que tiene más de 40 o 50 años. Donde había apenas 47 casas y ahora está llena de edificios de 20 pisos donde viven más de 5 mil familias. Y si usted lo multiplica por dé a dos carros, porque son de estrato 6, en solo esa carrera 39 fácilmente pueden haber 7, 8 o 9 mil carros. Y es la misma vía. Si en esa vía la gente se parque sobre los andenes o sobre la carrera, la vamos a obstruir totalmente. Igual cosa ocurres en el centro –que son las mismas calles y carreras de hace 50 años- y en donde ya no existen ni andenes, vamos a ver esas obstrucciones que no dejan fluir el carro como debe ser.

EL CRISOL: ¿Y cuál es el otro tema?

German Torres Prieto: El otro tema es la mano dura. Porque cuando la gente no entiende que está obstaculizando pues hay que aplicarle ese bastón de mando que nos es decirle de la vuelta, sino que usted tiene que aplicarle la sanción por no cumplir la norma. Ahí viene entonces el tema de los cepos. Inicialmente cuando se instalaron la gente pensó que eso no iba a funcionar. Ahora la ciudadanía le está cogiendo un poquito de temor, pero la idea es que no le cojan temor sino respeto. Que si a usted lo encuentran mal parqueado le colocan el cepo inmediatamente y debe cancelar el respectivo comparendo y hacer todos los trámites respectivos.  De esa forma se puede ir solucionando este problema. Pero para todo se necesita es educación. Cultura ciudadana, donde todos empecemos a utilizar los parqueaderos, donde pasemos por las cebras, donde no andemos a velocidades en exceso, donde no se conduzca con embriaguez. Todos los temas que tienen que ver con el Código de Transito.

EL CRISOL: ¿Cuánto vale un comparendo de los cepos?

German Torres Prieto: 320 mil pesos creo que  vale, ya que no recuerdo el valor exacto.

EL CRISOL: Otro problema de la Dirección de Transito de Bucaramanga es que la institución no cuenta con el número suficiente de alféreces para cubrir todos los puntos que son neurálgicos en le ciudad de Bucaramanga. ¿Existe algún mecanismo para que en el inmediato futuro se soluciones este problema estructural?

German Torres Prieto: Efectivamente no hay el número suficiente de motorizados para cumplir esa tarea. Les doy cifras: el número de agentes son 160. Cuando ingrese había 44 de ellos incapacitados. Y a eso hay que agregarle que los que quedan hay que dividirlos en dos turnos, es decir turnos en donde solo pueden salir  20 o 30 agentes para toda la ciudad. Pero a eso hay que descontarle a los que se tienen que quedar de radioperadores, la escolta del señor gobernador para sus diferentes actuaciones, luego solo en la práctica solo podemos tener 20 0 25 agentes en el calle.

EL CRISOL: ¿Por qué no se ha podido aumentar ese número de motorizados que son de tan urgente necesidad en la ciudad?

German Torres Prieto: Lo que sucede es que ese procedimiento requiere un trámite que es como en una escuela: hay que sembrar la semillita e ir preparándolos. En este momento ya hay 20 y pico de reguladores que se están preparando para que en un futuro sean agentes de tránsito. Es un curso que hace el SENA, luego están ahora en la práctica, y dentro de un año esperamos poder tener el presupuesto necesarios para que se puedan vincular efectivamente como agentes de tránsito, lo que requiere, entre otros cosas, que el Concejo Municipal de Bucaramanga nos apruebe el presupuestos para poder vincularlos oficialmente.

EL CRISOL: Por último, como Director de Tránsito de la ciudad ¿qué mensaje le enviaría a la ciudadanía de Bucaramanga?  

German Torres Prieto: Que con cultura ciudadana todos podemos tener un mejor modus vivendi. Un ejemplo que le puedo dar a la ciudad es las cifras que les estamos mostrando a la opinión pública, en donde logramos bajar, con procesos de educación, la siniestralidad en muertes. En accidente de tránsito este año logramos bajar la cifra a 50 personas, que es la menor cifra en 15 años. Lo que se logró en un proceso que iniciamos con educación, y que se ha conseguido con los escasos recursos que tenemos para hacer capacitaciones. Para  invitar al  peatón, al conductor, al motociclista, a que tengan mejores medidas de seguridad. Y logramos bajar la cifra para el año 2017 a solo 50 muertes –lo que es triste pero a la vez satisfactorio mostrarlo- pero es la menos cifra en 15 años. Ojala fuera posible decir, ciudadanos de Bucaramanga, logramos cero muertes por accidentes de tránsito.