GOBERNADOR DIDIER TAVERA SE DECLARÓ INSURRECTO CONTRA EL FONDO FFIE

El gobernador de Santander, Didier Tavera Amado, reclamó al Fondo de Financiamiento de Infraestructura Educativa, FFIE, del Ministerio de Educación, la construcción del colegio Helena Santos Rosillo de Charalá. Rechazó además el incumplimiento en la ejecución de las obras y pidió que no esté a cargo de este proyecto el contratista Mota-Engil, que ya engañó a los santandereanos.

«No aguantamos más esperas, este era un colegio que ya debía adelantarse su construcción. Desde el gobierno Santander Nos Une destinamos el terreno y desde 2016 giramos los recursos. Cuenta con una inversión total de 6.500 millones de pesos, de los cuales desde el gobierno Departamental aportamos $3.500 millones y la Nación $3.000 millones. Los hijos de Charalá, los estudiantes y nosotros nos declaramos insurrectos contra el FFIE que no inicia la construcción de este colegio», aseguró el Gobernador Didier Tavera Amado.

Así mismo, el mandatario Departamental rechazó que sea el contratista Mota-Engil, quien esté a cargo de este proyecto pues ya traicionó la confianza de los santandereanos. Le solicitó al Gobierno Nacional que no permitan que este contratista engañe a los charaleños.

«Le pedimos al FFIE que así como nos solucionaron las problemáticas de los otros ocho colegios también nos solucionen la problemática que tenemos con el Colegio Helena Santos Rosillo. No estamos de acuerdo que el contratista Mota-Engil que le quedó mal a Santander en Barrancabermeja con la vía Yuma, venga a quedarle mal a los santandereanos. Afortunadamente no se ha tocado este recurso, pero este recurso tampoco puede estar consignado en una cuenta, porque los cerca de 800 estudiantes que necesitan de esta infraestructura, que ya aportamos desde nuestro gobierno el terreno y los recursos, no podemos permitir que no se pueda construir por culpa de un mal contratista», puntualizó Tavera Amado.

Este colegio hace parte de los nueve que el gobierno de Didier Tavera Amado garantizó para los santandereanos, a través del FFIE, con una inversión total de 50.434 millones de pesos. Se trata de cuatro nuevos colegios (Güepsa, Málaga, Charalá y Oiba) y la construcción y el mejoramiento de la infraestructura física de otros cinco (Bolívar, Sabana de Torres, Puerto Wilches, Charalá y Cimitarra)

Si bien, la Administración Departamental desde 2016 destinó y transfirió al FFIE más de 20.000 millones de pesos para la construcción y el mejoramiento de estas instituciones educativas, el incumplimiento de los contratistas a cargo de la Nación retrasó por más de un año la ejecución de las obras.

Los 8 colegios restantes estuvieron a cargo de la Unión Temporal MEN 2016. Ante el incumplimiento del contratista, estas obras fueron cedidas al contratista GMP. “GMP expresó su absoluto compromiso con sacar adelante estos proyectos, de los cuales cinco se terminarían en 2019 y los otros tres en el primer trimestre de 2020. Sin embargo, se están buscando mecanismos para que estos tres proyectos que se entregarían en 2020, puedan acelerarse las obras esperando resultados de ejecución más pronta”, aseguró el gerente del FFIE, Juan Carlos Franco, el pasado 29 de enero de 2019.

Leave a Reply