GOBIERNO DE BUCARAMANGA INVERTIRÁ $ 300 MILLONES DE PESOS EN PROCESOS DE LEGALIZACIÓN DE SIETE ASENTAMIENTOS URBANOS DEL NORTE DE LA CIUDAD

ALCALDIAEl pasado viernes 23 de agosto de 2013, en las instalaciones del auditorio ‘Andrés Páez de Sotomayor’, el alcalde social, Luis Francisco Bohórquez, en compañía del secretario de Planeación, Mauricio Mejía Abello, entregó a presidentes de juntas de acción comunal de siete asentamientos urbanos de la ciudad, el Acto Administrativo Municipal que les notifica a estas comunidades el proceso de legalización de esos sectores.

El alcalde de Bucaramanga, Luis Francisco Bohórquez Pedraza, notificó a presidentes de Juntas de Acción Comunal y residentes de siete asentamientos urbanos de la ciudad, el proceso de legalización que comenzarán en conjunto con la Secretaría de Planeación, para lograr la certificación como barrios y recibir los beneficios de la propuesta social del Gobierno Local.

Gracias a este proceso fueron notificados los habitantes de los asentamientos urbanos de Villa Mercedes, Olas Altas, María Paz, Altos de Villa María, Villa María Uno y Dos, Paisajes del Norte y  Altos del Progreso. Durante su intervención, el Mandatario de los bumangueses explicó que al ingresar al proceso de legalización sus comunidades recibirán ayudas por parte de la Administración, en la titularización de sus predios, levantamiento arquitectónico de sus viviendas, instalación de redes intradomiciliarias y  servicios públicos, que aún no reciben por vivir en la informalidad.

Bohórquez Pedraza reiteró que la meta durante su periodo de gobierno será la legalización de 40 asentamientos urbanos de la ciudad que aún no cuentan con servicios públicos y estudios de mitigación de riesgos. Informó que tras finalizar este periodo de legalización, su equipo de Gobierno adelantará las gestiones necesarias para comenzar el proceso de legalización con otros asentamientos urbanos en el sur de la ciudad. Mauricio Mejía Abello, Secretario de Planeación de Bucaramanga, comunicó que el proceso de legalización comprende una serie de fases para cumplir con los trámites de legalización, entre ellos la certificación urbanística mediante la entrega de áreas de sesión al Municipio.

Esas áreas serán utilizadas para la construcción del equipamiento comunal, y luego se surtirá la inspección de esas zonas para realizar las respectivas instalaciones de servicios públicos y por último la titularización de predios mediante la escritura pública. Mejía Abello recordó que los beneficios que recibirán estas comunidades consisten en aportes para mejoramiento de vías, equipamiento comunal, mejoramiento de vivienda y optimización en servicios públicos.