“LA CORRUPCIÓN HA DESTRUIDO LA DEMOCRACIA”, RODOLFO HERNÁNDEZ SUÁREZ

El mandatario de los bumangueses tiene como principio cambiar esos códigos de comportamiento y, con base en la transparencia y pulcritud, trabajar por el bienestar en la población.

Licitaciones con pliegos de condiciones abiertos que propician la pluralidad de oferentes, el ahorro en el gasto público, el saneamiento fiscal y financiero y el mejoramiento del equipamiento comunal, entre otros aspectos, son una muestra de las buenas prácticas que se realizan bajo la lógica, ética y estética.

 “Todas esas acciones que hizo la corrupción, en definitiva traicionaron el interés colectivo. Traicionaron a la misma gente que voto por quienes hicieron el saqueo a Bucaramanga. Eso es miedoso, pero le estamos poniendo el alma para que eso se corrija y lo hemos hecho en su gran mayoría. Esos códigos de comportamiento destruyeron las ilusiones y sueños de los ciudadanos”, expresó Hernández Suárez.

Se pasó de un déficit de tesorería en recursos propios de $236 mil de millones a 31 de diciembre de 2015, a un déficit de $137 mil millones en 2016 y sigue bajando, hoy son menos de $100 mil millones. Ni un puesto y ni un contrato se les ha dado a quienes llegan con intereses clientelistas o politiqueros.

“La corrupción es la destrucción del ser humano, puesto que los impuestos, que se deben dedicar para atender el bienestar de la gente, se van a los bolsillos de privados que siguen comprando votos para hacerse elegir y repiten el proceso indefinidamente”, agregó el burgomaestre.

Día a día se reivindica la confianza en el ejercicio de lo público y se articulan esfuerzos en procura de satisfacer las necesidades de las comunidades. Con el apoyo de todos construimos la Bucaramanga que merecemos. ¡Lo Estamos Haciendo!