LA UNIDAD ENTREGÓ MAQUINARIA A COMUNIDAD DEL BAJO SIMACOTA, SANTANDER

36 veredas se verán beneficiadas con el kit de maquinaria amarilla, así como insumos biomédicos, hospitalarios y agropecuarios.

SIMACOTA.- En Puerto Nuevo, centro poblado del sector de Bajo Simacota, Santander, se hizo realidad un sueño de cerca de 4.000 habitantes que conforman las 36 veredas de esta zona rica en agricultura y ganadería: la entrega de un completo kit de maquinaria, que permitirá mejorar las condiciones de las vías veredales y sacar sus productos al mercado.

Héctor Pinzón, integrante del Comité de Impulso no ocultó su emoción por la llegada de esta maquinaria amarilla: “esto es un desafío por parte del comité de impulso, de los tejedores (de la estrategia entrelazando) y de toda la comunidad; cuando empezamos el proceso muchos pensaron que no se podía, pero hoy verlas aquí es motivo de mucha alegría, representa desarrollo, progreso y sin duda alguna debe representar unidad y al mismo tiempo frutos de paz”.

Y es que para esta comunidad sujeto de reparación colectiva, una de las principales medidas de reparación era contar con este banco de maquinaria que les permitiera “abrir progreso” como ello lo denominan. La Unidad para las Víctimas entregó una retroexcavadora, motoniveladora y una volqueta, así mismos equipos biomédicos para el puesto de salud y 10.200 alevinos de cachama con sus respectivos insumos”.

Juanita Ibáñez, subdirectora de reparación colectiva de la Unidad para las Víctimas resaltó que “con esta maquinaria vamos a lograr que este sujeto de reparación y otros alrededor también puedan arreglar sus vías que están en mal estado y vamos a fortalecer los proyectos agrícolas que se tienen en esta región”.

Por su parte, Mauricio Cala, alcalde Simacota, destacó el trabajo del comité de impulso: “esto significa darle a la oportunidad a campesinos de 36 veredas y con ello remediar un poco la afectación de los grupos al margen de la ley, hoy recibimos esta maquinaria con la comunidad, con su comité de impulso y ellos van a hacer ese acompañamiento con nosotros para salir adelante y demostrarle al país que somos gente trabajadora”.

El avance del proceso de reparación colectiva en el Bajo Simacota es de un 85% y desde la territorial Santander se avanza hacia el cierre definitivo como lo explica Martha Guarín Lizcano directora territorial: “este es un plan con 26 medidas de las cuales podemos decir están implementadas casi su totalidad, quiero darle las gracias al equipo de trabajo de la Unidad, ellos hicieron un esfuerzo importante para que las medidas de reparación estén casi implementadas”.