MAMBRÚ NO VA A LA GUERRA’, LA ESTRATEGIA QUE PROTEGE A 400 NIÑOS Y JÓVENES DE ACTIVIDADES ILÍCITAS EN SANTANDER

Actividad lúdica de ‘Mambrú no va a la guerra’ en Málaga, Santander. Foto: ARN Comunicaciones

Bucaramanga, Santander, de febrero de 2018. El proyecto de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), busca el aprovechamiento del tiempo libre y la creación de entornos protegidos de amenazas.

En la zona de grupo territorial Santander, la estrategia ha beneficiado directamente a 400 niños y jóvenes, e indirectamente a 800 personas, con acciones implementadas en los municipios de Málaga, Rionegro, Suratá, Floridablanca y Bucaramanga, entre 2014 y 2018. En cada una de estas localidades se han desarrollado actividades lúdico-pedagógicas, como son: deportes, conformación y equipamiento de ‘bandas marciales’, educación en derechos y valores, prevención del delito, danzas, teatro, entre otras.

Para la realización de ‘Mambrú no va a la guerra. Este es otro cuento’, la Agencia ha constituido alianzas con entidades públicas y privadas, entre ellas, la Gobernación de Santander. “En Santander vamos a las poblaciones, identificamos los factores de riesgo para los menores y los jóvenes, trabajamos con los padres de familia y sus hijos. Desplegamos nuestra capacidad institucional para minimizar las amenazas y potenciar las habilidades de las nuevas generaciones”, señaló Ronald García, coordinador de la ARN en Santander.

Cada 12 de febrero se conmemora el ‘Día Internacional en contra del reclutamiento de niños, niñas, jóvenes y adolescentes por parte de grupos armados ilegales’, una fecha que fortalece la protección de sus derechos y previene su vinculación a los conflictos armados y otras formas de violencia.

En el marco de esta conmemoración, la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) ratifica su compromiso con la construcción de entornos protectores para que niños y jóvenes crezcan felices y apartados de la violencia, e invita a la ciudadanía, así como a las entidades aliadas a nivel regional y nacional, a continuar fortaleciendo las iniciativas que benefician a los menores.

En esta dirección, desde el año 2010, la ARN implementa ‘Mambrú no va a la guerra. Este es otro cuento’, estrategia para la prevención temprana del reclutamiento de niños y jóvenes por parte de grupos armados al margen de la ley, a través de la creación o fortalecimiento de iniciativas locales artísticas, deportivas o de emprendimientos sociales.

Mambrú es un éxito

Con 137 intervenciones de esta estrategia en barrios y municipios, 6.881 niños y jóvenes de 29 departamentos de Colombia se han alejado de la guerra y en su tiempo libre sueñan con ser artistas, deportistas, inventores y emprendedores.

“Los niños y jóvenes son nuestro mayor tesoro, el futuro del país. Con Mambrú generamos entornos propicios para que puedan crecer, jugar, cantar y bailar, de forma que, para ellos, nunca más sea una opción ingresar a un grupo armado al margen de la ley ni a otros caminos de violencia”, destaca Andrés Stapper, director general de la ARN.

Y tú, ¿qué sueñas para #Mambrú?

#Mambrú representa a cada uno de los niños y jóvenes colombianos. Por eso, este 12 de febrero, haz parte de esta conmemoración y expresa, en redes sociales, lo que sueñas para que ellos crezcan felices y apartados de actividades ilegales, así como tu compromiso para cuidarlos y protegerlos.

Súmate. Pinta en la palma de tu mano la palabra Mambrú. Tómate una foto con la palma levantada. Publícala en tus redes sociales, utilizando la etiqueta #Mambrú en un mensaje en el que cuentes cuál es el futuro que sueñas para nuestros niños y jóvenes y cómo te comprometes a protegerlos de la violencia. Invita a tus amigos a hacerlo. Así multiplicarás este mensaje de prevención y protección de la niñez y adolescencia.