NADIE QUIERE SER REY, SEGÚN EL PRÍNCIPE ENRIQUE

El príncipe Enrique durante un desfile realizado en Londres en junio Credit Dominic Lipinski/Press Association, vía Associated Press

Por CHRISTINE HAUSER de junio de 2017 Tomado de The New York Times. https://www.nytimes.com/es/ El príncipe Enrique, quien es el quinto en la línea de sucesión al trono británico, dijo que él no cree que nadie en la familia real quiera realmente ser rey o reina, pero que los familiares de la reina Isabel II asumirán el cargo con base en el sentido del deber.

“Estamos involucrados en modernizar la monarquía británica”, dijo el príncipe de 32 años a la revista Newsweek en una entrevista publicada en línea el 21 de junio. “No hacemos esto para nosotros mismos, sino para el bien de la población”, dijo. “¿Hay alguien en la familia real que quiera ser rey o reina? No lo creo, pero cumpliremos con nuestras responsabilidades en el momento adecuado”.

El príncipe también dijo que es su prioridad personal llevar una vida “ordinaria”. Él asegura que la inspiración para hacerlo proviene de su madre, la princesa Diana, quien murió en un accidente automovilístico en París en 1997.

 “Mi madre desempeña un papel muy importante en mostrarme cómo es una vida ordinaria, incluyendo llevarnos a mí y a mi hermano a visitar a personas sin hogar”, Enrique dijo en referencia a su hermano mayor, el príncipe Guillermo. “Afortunadamente no estoy completamente alejado de la realidad. La gente se sorprendería de la vida tan ordinaria que llevamos Guillermo y yo”.

“Yo hago mis propias compras en el supermercado, aunque a veces me preocupa que alguien quiera tomarme una foto cuando salga”, agregó. “Pero estoy determinado a llevar una vida relativamente normal, y si tengo la suficiente suerte de tener hijos, espero que ellos también puedan llevar una así. Aún si me convirtiera en rey, yo haría mi propias compras”.

Al ser cuestionado sobre si pensaba que demasiada “vida ordinaria” podría hacer lucir a la familia real como muy accesible y eliminar su misterio, el príncipe dijo: “Es un difícil acto de malabarismo. No queremos diluir la magia”. “El público británico y el mundo entero necesitan instituciones como la monarquía”, dijo.

La entrevista se hizo en la casa de campo del príncipe en el palacio de Kensington en Londres. Sus comentarios fueron los más recientes en apuntar hacia una mayor apertura en la monarquía británica, un cambio que ha sido impulsado por una generación más joven, incluido su hermano. Enrique es el quinto en la línea de sucesión al trono después de su padre, el príncipe Carlos; de Guillermo, y de los hijos de este: el príncipe Jorge y la princesa Carlota.