NUEVE VEHÍCULOS CUYOS CONDUCTORES PRESENTABAN ALGÚN GRADO DE ALCOHOL FUERON INMOVILIZADOS ESTE FIN DE SEMANA

Para que el consumo de licor no sea el causante de siniestros viales durante la Feria Bonita, la Dirección de Tránsito de Bucaramanga fortaleció el control a los borrachitos al volante.

En operativos realizados este fin de semana, la DTB inmovilizó siete motocicletas y dos carros, cuyos conductores registraron entre cero y tercer grado de alcoholemia. Las pruebas de beodez fueron tomadas en la móvil de criminalística, vehículo que dispone del espacio y herramientas necesarias para la recolección de tales evidencias.

Según anticipó el Director de Tránsito de Bucaramanga, Germán Torres, los controles de embriaguez se intensificarán en los próximos días, realizándose en horario diurno y nocturno. “La pérdida de reflejos que conlleva el licor puede causar percances muy graves, y por esta razón invito a todos los conductores a no llevar su vehículo si van a tomar”, manifestó.

El funcionario recordó que además del peligro de un siniestro vial, la conducción bajo el influjo de alcohol implica fuertes sanciones. “Dependiendo del grado de alcoholemia y las oportunidades en que se reincida, las multas pueden ir desde los 90 hasta los 1440 salarios mínimos diarios, legales y vigentes; advirtió.

Así mismo, recalcó que la sanción incluye la inmovilización del vehículo de uno a veinte días hábiles, la suspensión de la licencia de conducción de uno a diez años hasta su cancelación, y la realización de acciones comunitarias.

SANCIÓN A OTRAS INFRACCIONES

Cabe señalar, que en el marco de los controles de beodez también se inmovilizan vehículos y se imponen comparendos por otras causas. De acuerdo al reporte entregado por el Director de Tránsito, en los operativos nocturnos de este viernes 14 y sábado 15 de septiembre se impusieron en total 120 comparendos y se inmovilizaron 56 vehículos, 46 de ellos motocicletas y 10 carros.

No utilizar el chaleco reflectivo, no portar el SOAT vigente e incumplir el requisito de la revisión técnico mecánica, son algunas de las omisiones que motivaron la sanción.