SANTANDER TIENE A SU ALCANCE EL PRIMER EQUIPO DE DIAGNÓSTICO AUTOMATIZADO PARA ENFERMEDADES ONCOLÓGICAS

Se trata del BenchMark GX, un equipo de apoyo para el diagnóstico de enfermedades oncológicas que fue adquirido por el Hospital Internacional de Colombia (HIC).   Este equipo es el primero y único que se instala en Santander, de esta manera se descentralizan las pruebas especializadas de las ciudades principales y se potencializan las pruebas en la región, mejorando el tiempo de respuesta del diagnóstico con resultados consistentes y fiables. Con este apoyo tecnológico, el HIC incursiona en la medicina personalizada, lo que permite dictaminar un tratamiento oncológico específico para cada paciente.

Bucaramanga, enero de 2018. El próximo 4 de febrero se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer, una enfermedad que según las últimas cifras publicadas en 2017 por la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año 8,8 millones de personas mueren en el mundo por esta enfermedad, en su mayoría de países de ingresos bajos y medianos.

Según la nueva guía de OMS para la prevención y el control del cáncer, una de las tres medidas para mejorar el diagnóstico temprano del cáncer es “invertir en el fortalecimiento y el equipamiento de los servicios de salud y la formación del personal sanitario para que se realicen diagnósticos exactos y oportunos”.

En este contexto, el servicio de Laboratorio de Patología del HIC, donde se llevan a cabo los diagnósticos de las diferentes patologías que se tratan a diario en la institución, adquiere tecnología a la vanguardia para ofrecer un tratamiento cercano y de calidad, permitiendo avances significativos y oportunidad de mejora, no solamente en los tiempos para el procesamiento y entrega de resultados, sino también en el hecho de incursionar en la medicina personalizada, que se hace a través del diagnóstico molecular, especialmente en tumores.

De acuerdo a la doctora Johana Andrea Navarro, médica patóloga y jefe del Laboratorio de Patología del HIC, “normalmente un paciente tiene que ir personalmente a llevar sus muestras de patología a otra ciudad o directamente el hospital tiene que enviar la muestra, pero ahora, con la adquisición de este equipo, esto termina. Nosotros hacemos directamente los procedimientos y el tiempo de espera para el paciente es mucho menor”. Además de Santander, actualmente en Colombia, el equipo instalado solo se encuentra en Bogotá, Cali y Medellín.

Por otro lado, los diagnósticos patológicos en el oriente colombiano se hacen con marcadores manuales, lo que conlleva a que haya mayor error humano. “Ya con este equipo se evitan errores comunes porque el proceso se sistematiza. Además, no es solo el error humano, sino la capacidad de manejar distintos tipos de pruebas para patologías como el cáncer de mama, de ovario, de hígado o de próstata, entre otros; muchos de estos marcadores tumorales no estaban a nuestro alcance y teníamos que enviar las muestras de los tejidos de los pacientes a Bogotá, entonces eso prolongaba los tiempos de un diagnóstico”, agrega la doctora Navarro.

Los patólogos utilizan diferentes métodos analíticos basados en la detección de ciertos antígenos (marcadores) en una muestra de tejido llamado “estudio de inmunohistoquímica”. Por ejemplo, al usar un fragmento de tejido de un paciente, se realiza la técnica con los marcadores de inmunohistoquímica y de acuerdo a la expresión de esos marcadores, los patólogos pueden asociar el resultado directamente a un tipo de enfermedad tumoral ya sea primaria o tumor metastásico. Posteriormente, el informe es entregado al oncólogo para la evaluación, el procedimiento y el seguimiento al paciente. En palabras de la doctora Navarro, la automatización de las muestras por medio de este equipo permite diagnosticar qué tipo de cáncer tiene el paciente, de dónde proviene, si su origen es metastásico o qué tan agresivo es, cubriendo las necesidades de caracterización individual para la medicación.

“Nos aseguramos de que el paciente vaya a recibir realmente el tratamiento que le va a servir. Algunos marcadores permiten hacer medicina personalizada, entonces si hay un paciente que es específico y muestra una marcación que es positiva para ese marcador molecular, ese paciente va a recibir una terapia que es única para su tipo de cáncer. Estamos hablando de un procedimiento que le va a permitir tener mayor probabilidad de éxito en su tratamiento y una mejor calidad de vida”, aseguró la médica patóloga.

Otra de las ventajas de este equipo es la seguridad para el paciente. Cuando se hacen los procesos manuales hay muchos errores en cuanto a la dispensación de medicamentos. Por ejemplo, cuando se confunde el marcador de un paciente con otro diferente, repercute seriamente en el diagnóstico final que le dará el oncólogo. En ese caso, el paciente puede recibir un medicamento que no es el adecuado y que puede alterar significativamente su salud.

Un equipo que brinda resultados confiables y completos

El sistema del BenchMark GX de laboratorios Roche es una plataforma totalmente automatizada que proporciona acceso a pruebas de alto valor en cuanto a calidad y resultados consistentes. Ligado a este equipo, un software llamado Nexes, permite hacer toda la trazabilidad de las muestras que se ubican en la máquina. De esta manera se obtiene el informe completo de los pacientes, notificando información acerca de las láminas con muestras que se están corriendo, contabilizando cuántos marcadores se están utilizando en el momento y cuántas pruebas se están gastando, un proceso que se realizaba con dificultad de forma manual.

Por cada ronda de análisis el equipo tiene la capacidad de procesar 20 láminas –pueden ser muestras de tejidos de diferentes pacientes o de un solo paciente– y 25 reactivos. Se pueden hacer hasta tres rondas o corridas al día, un promedio de 60 láminas diarias. Para el proceso de las muestras, los reactivos vienen listos para usarse. Normalmente, estos procedimientos se hacen preparando manualmente los reactivos, lo que conlleva a un efecto directo en resultados poco uniformes. De esta manera se logra que todos los días los marcadores salgan exactamente iguales y que su trazabilidad sea en corto tiempo, pero coincidente.

Cabe mencionar que las pruebas llevadas a cabo en esta plataforma son un complemento para otros métodos de análisis oncológicos que permiten emitir un diagnóstico final. Junto a este equipo, la tecnología adquirida por el complejo médico HIC con máquinas como el Varian TrueBeam Stx para la aplicación de radioterapia y el PET CT para el diagnóstico por imágenes, resalta los más altos estándares de calidad para el tratamiento de patologías, especialmente oncológicas, que van de la mano de un talento humano altamente capacitado para llevar a cabo procedimientos efectivos, entregando resultados fiables y en menor tiempo a los pacientes.