SE PASÓ DE UN PARQUEADERO ILEGAL A UN ESPACIO PÚBLICO EN DONDE PRIMA EL PEATÓN

El Gobierno de la Construcción Social, a través del urbanismo táctico, le devolvió el sentido de apropiación a las personas sobre la conocida ‘Calle de los Estudiantes’.

Solo cuando se enfrentan los problemas, se le pueden dar solución. Esta fue la consigna del ingeniero Rodolfo Hernández Suárez, mandatario de los bumangueses, en procura de impactar en el bienestar de las comunidades. Con poca inversión y una rápida actuación se propició una zona más incluyente y amable.

“Me gustó mucho el cambio. Ahora nosotros podemos transitar más fácilmente. Antes nos tocaba atravesar por los carros. Fue una muy buena idea. Nuestra prioridad es cuidar el espacio”, expresó Nicole Parra, estudiante del Instituto Técnico Nacional de Comercio.

Cabe recordar que ya se hicieron intervenciones similares en la Calle de las Letras (junto a la Biblioteca Gabriel Turbay), ‘El Tierrero’ (Avenida Quebradaseca con carrera 13) y la Carrera 20. Teniendo como base los principios de la lógica, ética y estética revive el perfil urbano y se mejoran las experiencias sociales y culturales.

“El cambio fue muy positivo. Hay mucha organización y más espacio a la hora que salen los niños y jóvenes de los colegios. Ya no hay tanto vehículo y no corren tanto peligro. Asimismo, el acompañamiento de la Policía ha sido muy importante”, aseveró Luis Fernando Gómez, transeúnte.

Los planes de acción están en marcha y con la articulación de esfuerzos se prioriza el interés general por encima del particular. Con proyectos de innovación, y a través de las buenas prácticas administrativas, se les lleva desarrollo y progreso a los bumangueses.