SUSPENDEN AL ALCALDE DE BUCARAMANGA POR AGRESIÓN A CONCEJAL

La Procuraduría tomó la decisión por todas las quejas en relación con su comportamiento.

(Tomado de Caracol Bucaramanga) La Procuraduría decidió suspender por tres meses al alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, pero no solo por la bofetada que alcanzó a pegar al concejal John Jairo Claro, y que quedó registrada en video, sino porque desde el 2017 se le abrió proceso disciplinario por sus actitudes.

El Ministerio Público ya le venía haciendo seguimiento porque precisamente había usado términos, “desobligantes” contra un ciudadano que le pedía no talar un árbol y que se convirtió en polémica en redes sociales.

La Procuraduría toma la decisión porque sus comportamientos que afectan los derechos al buen nombre y a la dignidad de las personas han sido reiterados. Y precisamente el procurador Fernando Carrillo, había anunciado que se tomarían medidas rápidamente.

“Uno no puede enlodar el ejercicio de función pública agrediendo a los ciudadanos. Está abierta la investigación, y tengan la certeza que acudiré a todas las herramientas que me da la ley para tomar las medidas cautelares del caso porque desde el punto de vista disciplinario esto configura la conducta más grave que puede consagrar una legislación disciplinaria”, afirmó.