TERCER MONITOREO DE CONTAMINACIÓN POR SONIDO DEMUESTRA QUE CIUDADES DEL ÁREA METROPOLITANA SON RUIDOSAS

unnamedLos resultados del tercer monitoreo de ruido urbano adelantado por el Grupo de Protección del Aire, de la subdirección ambiental del Área Metropolitana de Bucaramanga, AMB, indican que aunque los niveles son inferiores al tope permitido, las ciudades metropolitanas deben considerarse como ruidosas. Esa es la principal conclusión obtenida luego de tres semanas de realizar las respectivas mediciones, a la misma hora, y en los nueve sitios definidos en los municipios de Bucaramanga, Floridablanca, Girón y Piedecuesta.

Los indicadores obtenidos en la medición efectuada del 17 de junio, sumados a los obtenidos el 3 y el 7 de junio, servirán de base comparativa con el monitoreo que se hará hoy miércoles 24, durante el Día Metropolitano Sin Carro. Junto al guarismo desfavorable registrado el 3 de junio frente al estadio Villa Concha de Piedecuesta, sobre la autopista a Floridablanca, la medición evidenciada en la Avenida Los Samanes, frente a las oficinas administrativas del AMB en Bucaramanga, no cumplen con los niveles permisibles de ruido aceptados por el Ministerio del Medio Ambiente.

Es por ello que la conclusión principal que se saca es que los niveles de ruido en los cuatro municipios son muy altos, a pesar de estar por debajo de la cifra máxima permitida de 80 decibeles, pues en todos los puntos se obtienen guarismos superiores a los 70 decibeles.

CONFIABILIDAD Y CERTEZA

unnamed (1)“El grupo realiza estas mediciones utilizando un sonómetro que ha sido previamente validado y calibrado según las normas técnicas definidas por el Ministerio del Medio Ambiente. Cada medición es el punto de partida para realizar las comparaciones con las tablas que en la Resolución 627 de abril de 2006 determinan los niveles de ruido máximos permitidos en Colombia”, explicó Víctor Moreno, subdirector ambiental del AMB. Los niveles de ruido se definen según el sitio donde se generen, de manera que son distintos los niveles aceptables en una zona escolar o un hospital, que los que se establecen para una autopista.

 Por la caracterización técnica, una motocicleta llega a generar tanto ruido como lo haría un vehículo liviano. “Para el caso de los vehículos, existen tres niveles distintos de ruido. Cuando el vehículo supera los 80 Km/hora, se genera ruido aerodinámico. Entre los 50 y los 80 Km/hora predomina el ruido de rodadura y en general cuando es por debajo de esta velocidad se define como ruido de motor, predominante en las ciudades donde la velocidad está limitada”, explicó el funcionario.