¿UN DICIEMBRE DECOROSO PARA LOS BUMANGUESES?

Por Wilfredo Sierra Moreno.

img_20160507_161718Ciertamente hay que agradecerles al señor Gobernador del departamento Didier Tavera y al Alcalde de la ciudad, Rodolfo Hernández, los esfuerzos que han hecho este año para por fin salir del dolor de cabeza de las obras del tercer carril, que no empezaron ciertamente durante estas administraciones,  y que han sido una tortura infernal durante muchos años para unos ciudadanos resignados, al cual más, que con fe de carboneros esperaron y siguen esperando que las obras sean terminadas.

Si las cosas van como están presupuestadas, el 31 de diciembre o el 1º de Enero próximo estarán terminadas, sino no todas si la mayoría de las obras de ese tercer carril que, la verdad sea dicha, frente a lo presupuestado, debería ir hasta la misma Piedecuesta. Pero bueno ya este primer jalón marca un respiro de alegría y satisfacción que, junto al paso elevado de la Quebraza Seca con 15 y una de las rutas subterráneas del Mesón de los Búcaros dan los visos de una ciudad nueva, que desafortunadamente no tiene el tipo de ciudadanos que una gran urbe necesitaría.

La alcaldía ha citado para esta semana un foro sobre ‘La vida gira alrededor del Centro’, con la presencia de un gran experto extranjero, pero la verdad yo ya hace tiempo perdí la esperanza que la cultura ciudadano impere en ésta que quiso ser durante algún tiempo la ciudad más cordial de Colombia, pero que se quedó en el intento. No es solo el caso de la Hormigas Culonas que la anterior administración quiso que embellecieran el centro de la ciudad, sino que habría que ir un poco más lejos en el tiempo, cuando la presencia de los teléfonos monederos eran una necesidad urgente de comunicación ya que por entonces no existían los celulares, y estos teléfonos monederos eran destrozados de la manera más infame, solo por el gusto de hacer el daño.

Durante muchas oportunidades nos han traído a supuestos magos para despertar la conciencia de la opinión ciudadana santandereana, pero la verdad esos “encantadores” terminan hablándole a los mismos 50 o 60 lagartos que siempre van a esas reuniones muy bien engaripolados,   pero que a la final no aportan soluciones ciertas, reales, verdades, al problema la incultura, patanería y grosería que nos caracteriza en el territorio nacional. Ahí trajeron a Mokus para disminuir la violencia intrafamiliar, ¿y los resultados dónde están? Porque es que una ciudad que es de las punteras en el feminicidio en Colombia, no tiene muchos  pergaminos para hablar de cultura, paz y tolerancia.

Señor Gobernador de Santander, señor Alcalde de Bucaramanga, señor Director de Transito de Bucaramanga, de verdad que les agradecemos los esfuerzos que han hecho durante estos doce meses, pero es que esta ciudad tiene tanto años de atraso en muchas cosas, que lo mucho que ciertamente han hechos estos meses es como si no se viera en el contexto del desorden general. Es esta una ciudad bárbara donde los andenes son para todo tipo de vehículos y motocicletas y los peatones nos tenemos que bajar a la calle para poder transitar por cualquier zona de Bucaramanga.

Ante la acometida para atraer turista durante el fin de año a la ciudad –cosa que está muy bien – yo quisiera saber que va ha ser del tráfico de nuestra ciudad. ¿Sera cierto que lo más inteligente ante la presencia de tanto visitantes es quitar el pico y placa? Y es que ya a partir de estos días, sin entrar a la temporada alta, se ve que la cosa va a ser infernal en pleno diciembre. ¿La seguridad es tal que nuestros huéspedes no se van a ir de aquí con el mal recuerdo de un atraco o de un ciudadanos muerto?

Las preguntas se acumulan a montón, pero lo peor es que  son los mismos interrogantes  que por estos tiempos  nos hacemos como desde hace 10 años. Porque pareciera que aquí cual la sentencia de la ranchera popular, siempre caemos en los mismos errores. Si, hemos avanzado bastante este año y eso vale la reiteración de las gracias a los gobernantes a quienes no solo hay que darles garrote como algunos supuestos comunicadores creen. Pero son tantas las necesidades estructurales de la ciudad que no se puede menos que incomodar un poquito más a nuestros amigos gobernantes.

Posdata: Señor Gobernador de Santander y Señor Alcalde de Bucaramanga, ¿qué ha pasado con el encantado proyecto de teatro Santander al que tanta plata se le ha invertido pero que no da señas de ser terminado nunca? Ayúdenos señores para que no terminemos con otro elefante blanco de desproporcionada magnitud, que nos haga tener más vergüenzas ante propios y extraños.