UNIDAD PARA LAS VÍCTIMAS ACOMPAÑÓ ACTOS DE CONMEMORACIÓN EN BARRANCABERMEJA

Los eventos estuvieron enmarcados en conmemorar tanto el Día Municipal de las Víctimas, como los 21 años de la masacre perpetrada en Barrancabermeja el 16 de mayo de 1998.

SANTANDER›BARRANCABERMEJA

Las víctimas de Barrancabermeja se unieron para realizar actividades de conmemoración en torno a uno de los hechos más representativos que marcó la vida de los habitantes del puerto petrolero y que dejó institucionalizado esta fecha como el Día Municipal de las Víctimas.

Cerca de las 8:30 a.m. en el auditorio del Sena, se dio inicio al conversatorio denominado “Por qué pasó lo que pasó el 16 de mayo de 1998”, actividad de conmemoración de los 21 años de la masacre ocurrida en Barrancabermeja.

Este encuentro que fue atendido por un aproximado de 200 estudiantes, también se congregó a diferentes organizaciones sociales y civiles. “Lo que se busca con estos espacios de conversatorios es hacer un llamado a la juventud, a las nuevas generaciones para que conozcan la verdad real de lo que pasó aquí en esa trágica fecha, no solo lo que lo hicieron, pues ya eso es demasiado conocido quienes lo hicieron, pero la reflexión es que la gente conociera lo que pasaba en esa época en Barrancabermeja, y no solo qué pasaba sino por qué pasó esa noche”, afirmó Jaime Peña, representante del Colectivo Familiares del 16 de mayo.

La actividad, que contó con el apoyo de la Comisión de la Verdad, el Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio, el Servicio Jesuita para los Refugiados, el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado y la Asociación de Familiares Detenidos Desaparecidos,  también quiere crear la memoria colectiva de los hechos en los jóvenes de la ciudad, “pues así los jóvenes entran a conocer una historia real de lo que pasó, no la historia sesgada que les han contado, y lo tuvimos que hacer pues cuando iniciábamos a hacer pedagogía en centros educativos, los jóvenes se asombraban pues esa no era la historia que ellos conocían“, añade Jaime Peña.

Para finalizar este espacio se realizó una puesta en escena por parte del Servicio Jesuita para los Refugiados, que logró felicitaciones de todos los asistentes y que concluyó con la entrega de plantas a las entidades y organizaciones que participaron de este espacio.

Además de conmemorar los 21 años de la masacre ocurrida en Barrancabermeja aquel 16 de mayo de 1998, este municipio santandereano también conmemoró el día municipal de las víctimas del conflicto armado, actividad que fue desarrollada entre las 10:00 A.M. y las 4:00 P.M. en la plazoleta del Cacique Pipatón y que congregó a representantes de la Mesa Municipal de Participación, Secretaría de Víctimas de la Gobernación de Santander, representantes de la Alcaldía Municipal, Unidad para las Víctimas, representantes del Colectivo 16 de mayo, líderes de diferentes organizaciones de víctimas y comunidad en general.

En este espacio se desarrolló un acto protocolario, en el que las diferentes entidades extendieron palabras a los asistentes, posteriormente se realizó entrega de reconocimiento a las diferentes organizaciones de víctimas y representantes de la Mesa Municipal de Participación de Barrancabermeja, para posteriormente realizar actos culturales.

Por su parte la directora territorial de la Unidad para las Víctimas en el Magdalena Medio, Amparo Chicué Cristancho, quien asistió como invitada a ambos espacios afirmó: “Rescatamos lo valioso que es que los jóvenes participen en estos espacios de reconciliación, verdad y rescate a la memoria, pues ellos serán las voces de las próximas generaciones. Por parte de la Unidad nos comprometemos a seguir acompañando la reparación de las víctimas del conflicto, desde cada uno de los componentes que tiene la Ley de Víctimas en nuestro país”.

Así las víctimas de Barrancabermeja recordaron una vez más que estos actos de conmemoración dignifican la memoria de los que ya no están a causa del conflicto y reparan vidas de los que aún continúan en la lucha por la defensa de sus derechos.