USUARIOS TENDRÁN QUE PAGAR EL SOBRECOSTO POR TRASLADAR EL SITIO FINAL DE DISPOSICIÓN DE RESIDUOS A OTRA ÁREA DIFERENTE A EL CARRASCO

ALCALDIA MAYO 27

Mayo 27. La precisión la hizo Samuel Prada Cobos, gerente de la Empresa Municipal de Aseo de Bucaramanga, EMAB, quien dijo que para la empresa dejar de depositar en El Carrasco no será ningún problema, porque “nosotros en últimas terminamos transportando hasta allá”. “La comunidad finalmente va a tener que pagar ese costo, esa tarifa diferencial y el proceso deberá comenzar desde cero. Me parece un desperdicio. Tenemos que pelear por más tecnología aplicada al tema ambiental, que es lo que exigen finalmente estos procesos”, aclaró.

Pero estos no serán los únicos costos que tendrán que asumir los bumangueses si las autoridades ambientales insisten en el fin de la vida útil de El Carrasco. La suma puede superar los $20 mil millones de pesos, por sólo con cuentas ligeras. En el lugar se construyó la más moderna planta de desgasificación que exista en el país, por valor de 2 millones de euros, algo así como $5 mil millones de pesos, enmarcada dentro de los protocolos internacionales de protección del medio ambiente y cero contaminaciones.

Ese dinero no se perderá, porque la planta continuará funcionando al menos por 15 años, que es el tiempo que los residuos durarán produciendo gas, pero sí será necesario construir una nueva en el sitio a donde se traslade la disposición final de residuos sólidos y el país no cuenta con esa tecnología, lograda con grandes esfuerzos y única en su género.